Jueves, 19.09.2019 - 18:07 h
Las cifras que nadie conoce

¿Cuánto cuesta la alfombra roja? ¿Y una estatuilla? El precio de los Premios Oscar

Los galardones del celuloide del cine conllevan unos ingentes gastos en todo tipo de servicios para que las estrellas tengan lo mejor esa noche.

Hollywood se viste de fiesta por los Óscar
Detrás de los Oscar hay cifras millonarias

Los Oscar de Hollywood son el glamour en su estado más puros. Los premios más importantes de la industria del cine paralizan el mundo durante una noche cada año, en la que millones de ojos están pendientes de todo lo que ocurre en el Teatro Kodak de Los Ángeles. Desde los nombres de los ganadores hasta lo que comen en el exclusivo catering que les ofrecen, pasando por supuesto por la alfombra roja, el gran momento de la velada. Y claro, todo eso tiene un coste. Bastante elevado.

Porque organizar una gala de tanta importancia conlleva numerosos gastos en cientos de detalles, y es la Academia de Cine de Estados Unidos la que costea todo. En concreto, según un estudio de Micronomics, esta institución gasta cada año unos 26 millones de dólares (23 millones de euros) en preparar el evento. Esa es la cifra total resultante de organizar la velada, alquilar el teatro y pagar a todos los que trabajan en los Oscar esa noche, desde los presentadores a los artistas invitados, camareros, asistentes y personal de seguridad, entre otros. Si bien esa cantidad puede dispararse hasta los 100 millones de dólares (88 millones de euros) si se cuenta toda la 'pretemporada' hasta que se celebra la gala, ya que hay numerosos eventos previos.

Dentro de todos estos gastos hay algunos muy curiosos, como el millón y medio que se destinan a alquilar unas 2.000 limusinas para que todos los invitados lleguen a la gala sin ningún tipo de contratiempo. Aunque el que más curiosidad despierta es el de la famosa alfombra roja por la que se pasean las grandes estrellas, que cada año es nueva y tiene un coste cercano a los 30.000 euros. Por cierto, que la alfombra tiene nombre propio y se llama 'The Academy'. Por su parte, elaborar cada estatuilla tendría un coste de unos 320 euros.

Pero los Oscar mueven mucho más dinero en otros aspectos. Porque las películas agraciadas con nominaciones ya se pueden dar por ganadoras, pues su recaudación en taquilla sube como la espuma. Según una investigación realizada por la de UCLA, en concreto una película que consigue cinco nominaciones, puede lograr en taquilla hasta unos 60 millones de euros más que otra que no tiene ninguna nominación. De hecho, se estima que cuando se anuncia la nominación los ingresos suben en unos 14 millones.

Si bien esto no es gratis. Las películas que llegan a los Oscar invierten mucho dinero en ello. Según los datos de UCLA, de media, las películas nominadas en los últimos años tenían un presupuesto medio de unos 15 millones de euros y unos ingresos medios en taquilla de cerca de 73 millones. Y no solo eso. Porque la BBC reveló que existe un selecto grupo de consultores a los que los estudios pagan entre 10.000 y 20.000 dólares (unos 17.000 euros) por meter determinadas películas en la mente de los miembros de la Academia. Aunque, evidentemente, los sobornos están totalmente prohibidos, este grupo de publicistas y consultores tendrían una gran influencia sobre el jurado.

Por su parte, los actores nominados también ven recompensado el reconocimiento económicamente, pues estos pasarían a cobrar más a partir de entonces. Si bien aquí vemos de nuevo la enorme brecha salarial que hay entre hombres y mujeres. Porque si ganar un Oscar reportaría un salario de más de 3 millones para los actores, en el caso de ellas el aumento solo sería de medio millón

Hay que decir que estos se gastan un dinero importante por aparecer radiantes esa noche. Como ya contamos por aquí, los vestidos de las actrices pueden alcanzar cifras de millones de euros, pero en este caso no gastan nada porque se los prestan los diseñadores. Si bien hay todo un equipo de profesionales a los que sí pagan para estar perfectas, y ese desembolso podría llegar a casi 70.000 euros. Solo 3.000 se irían a peluquería y maquillaje, a lo que hay que sumar los costosos tratamientos que se hacen los días previos, los entrenadores personales y demás expertos a su disposición.

Publicidad al nivel de la Superbowl

Teniendo en cuesta el gran escaparate que es esta gala, es normal que la publicidad tenga un lugar muy importante, y costoso. En 2016, la cadena ABC, que tiene los derechos de retransmisión de la gala en exclusiva, ingresó 100 millones en concepto de publicidad. Se estima que cada marca que quiere aparecer en los Oscar tiene que pagar cerca de 2 millones de euros por su anuncio, lo que coloca a este evento al mismo nivel que la famosa Superbowl, la retransmisión con los anuncios más caros.

Cabe destacar que la ciudad de Los Ángeles se ve muy beneficiada de este evento, ya que el fin de semana de la gala dejaría unos 118 millones en la ciudad, pues se desplazan miles de personas tanto para asistir a la gala como para trabajar en ella. Además acuden periodistas y multitud de curiosos de todas partes del mundo. Así los gastos en hostelería se disparan.

De este modo, en total este evento movería cientos de millones en todo lo que hay que preparar para que la noche resulte perfecta. Y aquí no queda la cosa. Porque hay que sumar el coste de las fiestas que se celebran posteriormente, más famosas incluso que la ceremonia en sí. Por ejemplo, la de la revista 'Vanity Fair' tendría un coste de unos 5 millones de euros. Todo para que las estrellas celebren por todo lo alto su triunfo...o su derrota.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios