Jueves, 16.08.2018 - 18:25 h
En la Galería Westlicht de Viena

Una Leica de 1923 es vendida en subasta por un precio récord de 2,4 millones

Solo se produjeron unas 25 de estas cámaras para probar en el mercado en 1923, dos años antes de la introducción comercial del modelo Leica A.

La histórica Leica proviene de la famosa colección de Jim Jannard, fundador de Oakley
La histórica Leica proviene de la famosa colección de Jim Jannard, fundador de Oakley (WestLicht Camera Auction)

Una cámara de fotografía fabricada en 1923 por la legendaria casa Leica, se subastó este sábado en la Galería Westlicht de Viena por 2,4 millones de euros (2,9 millones de dólares), con lo que se convirtió en la más cara del mundo y de la historia.

"Es el precio más alto que se haya pagado por una cámara en una subasta", afirmó la casa de pujas en un comunicado.

"Varios coleccionistas en la sala y por teléfono participaron en la emocionante guerra de ofertas y elevaron el precio inicial de 400.000 euros a un resultado seis veces mayor", añadió.

Según la nota, el excelente estado de la cámara, la Leica 0-series no. 122, primera en salir a las calles, contribuyó a animar a los postores.

La suma pagada batió el récord que mantenía hasta hoy la Leica número 116 de la misma serie, subastada por 2,16 millones de euros también en Westlicht, en 2012.

Solo se produjeron aproximadamente 25 de estas cámaras para probar en el mercado en 1923, dos años antes de la introducción comercial del modelo Leica A.

La cámara subastada se encuentra en un estado estético magnífico y en pleno funcionamiento, amén de que todas las piezas, incluida la pintura, son originales.

El ejemplar de Leica ofrecido en esta ocasión es la probablemente la cámara en mejor condición de su familia, ya que solo unas tres unidades conservan el visor plegable original

Esta histórica Leica proviene de la famosa colección de Jim Jannard, fundador de Oakley y productor de la cámara digital RED.

La empresa alemana Leica, aunque fundada en 1913, empezó a fabricar en 1925 una cámara compacta de 35 milímetros con un objetivo Elmar de 50 mm y f3.5 de apertura con velocidades de obturación de 1/20 a 1/500. Aquí se inició la historia de un mito; ya casi centenario.

Desde entonces ha tenido una continua evolución con cámaras que han hecho historia, como las II y III, que han sido usadas por los grandes fotógrafos y han inmortalizado personas y hechos en todo el mundo.

Una Leica de 1923 es vendida en subasta por un precio récord de 2,4 millones

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios