Jueves, 21.11.2019 - 22:40 h
Tuvo consecuencias para sus hijas

Demi Moore confiesa que su adicción a Ashton Kutcher fue "devastadora"

La actriz reunió a sus dos hijas, Rumer y Tallulah Willis en un programa del nuevo Facebook Watch para hacer estas confesiones.

Demi Moore
Demi Moore tuvo una destructiva relación con Asthon Kutcher / EP

La actriz Demi Moore ha decidido confesar todo el infierno que pasó durante su matrimonio y posterior divorcio de Asthon Kutcher, con el que estuvo casada siete años en los que fueron la pareja más envidada de Hollywood, pues a pesar de la diferencia de edad entre ellos -Demi le lleva 15 años-, parecían compenetrarse a la perfección. Pero todo acabó de forma abrupta con infidelidades y escándalos de por medio.

Ahora, ocho años después, la actriz ha decidido hablar sobre todo ello en un libro autobiográfico llamado 'Inside Out', el cual está generando mucha polémica en Estados Unidos. El libro ha servido para poner de nuevo a Moore en la palestra, la cual está concediendo entrevistas y apareciendo en numerosos medios. Y la última ha sido junto a dos de sus hijas fruto de su matrimonio con Bruce Willis, Rumer y Tallulah. Scout faltó a la cita.

Con ellas asistió al programa del nuevo canal Facebook Watch presentado por Jada Pinkett Smith, la esposa de Will Smith, llamado 'Red Table Talk'. En este espacio, Demi confesó que su "adicción a Asthon fue devastadora", hasta el punto que llegó a perjudicar a sus dos hijas. Tallulah, de 25 años, admitió que en esa época, que vivió con ellos en su casa, se llegó a sentir "olvidada" por su madre y pensó que no la quería.

"Sé que me ama al 100%, pero en ese momento me sentí herida", confesó la joven. Por su parte, Rummer, de 31 años, señaló que estuvo casi todo el tiempo que duró el matrimonio "enfadada" con el actor, porque sintió que le robaba algo que era suyo, a su madre. Además, al ver que su madre solo se esforzaba por tener un bebé con él, llegó a pensar que no eran suficiente para ella.

Además, también trataron el tema de las adicciones de Moore, las cuales tenía aparcadas cuando conoció a Kutcher pero, tras un aborto espontáneo durante su matrimonio, volvió a recaer en el alcohol y las drogas, llegando a tener una convulsión en una fiesta en 2012 tras consumir óxido nitroso y cannabis sintético.

Según Rummer, durante esos momentos, Demi no era ella, "la trataba como una niña, sentía que no era la madre con la que habíamos crecido". La pequeña, Tallulah, fue adicta al alcohol en su adolescencia, pues empezó a beber a los 14 años y empezó a recurrir a la bebida cuando vivía "situaciones muy dolorosas". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING