El dolor "hermana" en una película a víctimas de ETA y de la extrema derecha

  • La película "Mujeres en construcción", de las directoras vascas Maite Ibáñez y Begoña Atín, que será proyectada hoy en Vitoria dentro de las X Jornadas de Solidaridad con las Víctimas organizada por Gesto por la Paz, consigue "hermanar" por el dolor a las víctimas de ETA y de la extrema derecha.

Vitoria, 28 sep.- La película "Mujeres en construcción", de las directoras vascas Maite Ibáñez y Begoña Atín, que será proyectada hoy en Vitoria dentro de las X Jornadas de Solidaridad con las Víctimas organizada por Gesto por la Paz, consigue "hermanar" por el dolor a las víctimas de ETA y de la extrema derecha.

La película, que se estrenó en diciembre de 2009, ha sido escogida por el Departamento vasco de Educación para llevar el testimonio de las víctimas a las aulas dentro del Plan de Convivencia Democrática y Deslegitimación de la Violencia del Gobierno vasco, ha explicado a Efe una de sus directoras, Maite Ibáñez.

El documental cuenta cómo trastoca un atentado la existencia de once víctimas del terrorismo, todas ellas mujeres.

Las víctimas que protagonizan el filme no son conocidas para el gran público y fueron escogidas precisamente por ser personas que no responden a ninguna etiqueta.

El documental recorre el proceso desde el cual la víctima recibe la noticia y queda en estado de shock, hasta que toma conciencia del hecho y empieza a preguntarse por qué le ha ocurrido a ella y se da cuenta de que el atentado no tiene retorno, con lo que cae en una depresión.

A partir de ahí, las víctimas empiezan a salir adelante pero cada vez que se produce un atentado vuelven a revivir su momento trágico.

Las víctimas que cuentan sus testimonios en este documental no son todas de ETA, también hay víctimas de la extrema derecha y sólo al final de la película se sabe qué le pasó a cada una de ellas y a quién representan como víctimas.

"Esto permite que el dolor que transmiten sea lo que las equipara", ha subrayado Ibáñez.

La acogida que ha tenido el documental ha sido "muy buena", según Ibáñez, y las propias víctimas que participan en el documental han trasladado a las directoras su sentimiento de "hermanamiento" con el resto de protagonistas del filme debido al dolor que las une.

La cinta ha participado en festivales de Derechos Humanos de San Sebastián y Barcelona y en el Festival de Documentales de Jaén, y en todos ellos ha cosechado el aplauso del público por el hecho de que "es el sufrimiento" el que "equipara" a unas y otras víctimas.

Para las once víctimas que han participado en el documental, la experiencia ha sido "muy terapéutica" porque les ha permitido sacar todo lo que tenían dentro, ha relatado Ibáñez.

Además, ha servido para que se den cuenta de que no están solas y que el resto de víctimas también sufren recaídas como ellas.

La película será proyectada esta tarde en Vitoria, dentro de las Jornadas de Solidaridad con las Víctimas que organiza Gesto por la Paz.

Mostrar comentarios