El historiador Fernando Díez ve una relación "amor-odio" con los Neandertales

  • Una relación de "amor-odio" vincula a los humanos modernos y a los Neandertales, ha explicado hoy a Efe el historiador Fernando Díez, autor de "Breve historia de los Neandertales" (Nowtilus), donde divulga el modo de vida y caracteres de los primeros humanos fósiles conocidos por la ciencia.

Valladolid, 21 oct.- Una relación de "amor-odio" vincula a los humanos modernos y a los Neandertales, ha explicado hoy a Efe el historiador Fernando Díez, autor de "Breve historia de los Neandertales" (Nowtilus), donde divulga el modo de vida y caracteres de los primeros humanos fósiles conocidos por la ciencia.

Los Neandertales son los "más cercanos" a la especie Homo Sapiens, de ahí que exista un "gran interés" en conocer cómo vivían y se tenga cierto "amor" por ellos, ha añadido este doctor y profesor en Historia por la Universidad de Valladolid.

Sin embargo, son considerados como el "arquetipo de lo más primitivo, más rudo e inferior a los actuales humanos", cuando paradójicamente su "humanidad era evidente", ya que se ha demostrado que poseían "un entramado social complejo", que disponían de un lenguaje y que "produjeron arte", ha agregado.

"Breve historia de los Neandertales" es un libro divulgativo que intenta establecer un recorrido "ameno y riguroso" por lo que hasta ahora se conoce de esa especie que aún está siendo estudiada por las ciencias históricas.

Como un reto lo ha definido su autor, ya que la divulgación científica "es importante pero difícil de hacer" y además "se trata de que lo entienda todo el mundo y de liberarse del lastre académico y científico, que no siempre es fácil", ha asegurado.

El origen del Neandertal se encuentra en la especie Homo Heidelbergensis de la Europa de la Edad de Hielo, cuando las ramas evolutivas de estos y los humanos modernos se separaron hace unos "500.000 ó 600.000 años", ha precisado.

Eran "más bajos y más fuertes" que los humanos modernos, ha relatado el autor, quien ha destacado que las diferencias en el aspecto físico "no son muchas".

Díez ha recordado que el descubrimiento de los primeros humanos fósiles supuso una sorpresa en la sociedad decimonónica europea, que hasta ese momento creía mayoritariamente en los postulados bíblicos sobre el origen del hombre.

Sin embargo, la aparición de los Neandertales "ayudó" al cambio de mentalidad e impulsó la teoría de la evolución de Charles Darwin, ha agregado.

Diez es director del Proyecto paleoantropológico español en Peninj (Lago Natrón, Tanzania) y miembro del equipo internacional TOPPP (The Olduvai Palaeoanthropological and Palaeoecological Project) que trabaja en la Garganta de Olduvai (Tanzania).

Sus proyectos de investigación actuales en España incluyen el estudio de la ocupación Neandertal en el Cañón de la Horadada, en el norte de Palencia y es autor, entre otras publicaciones, de "El poblamiento paleolítico en los páramos del Duero" (2000) y "El largo viaje. Arqueología de los orígenes humanos y las primeras migraciones" (2005).

Mostrar comentarios