El sarcófago de la Dama de Cádiz revive su historia

  • En 1980 una constructora compró el terreno que había pertenecido al arqueólogo Pelayo Quintero, que durante años había buscado sarcófagos ocultos en tierras gaditanas. Justo debajo de su casa encontró uno femenino del siglo V antes de Cristo.
Descubrimiento del sarcófago de la Dama de Cádiz
Descubrimiento del sarcófago de la Dama de Cádiz
lainformacion.com
Ylenia Álvarez

Muchos quizás no sepan que Cádiz tiene una Dama al más puro estilo de la de Elche, pero quizás con más misterio y con una historia un tanto novelesca detrás. Se trata de un sarcófago femenino del que justo este domingo se cumplen 30 años de su descubrimiento. El Museo de Cádiz ha organizado una serie de actos para conmemorarlo.

En 1887 se encontró de forma casual en Punta de la Vaca, Cádiz, un sarcófago masculino fenicio perteneciente a las décadas finales del siglo V antes de Cristo. Ocurrió cuando se estaba preparando la Exposición Marítima Naval y supuso un antes y un después en el panorama de la arqueología mundial,  donde por fin España encontró un lugar.

Lo siguiente, según narra el profesor de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla y antiguo director del Museo de Cádiz, Ramón Corzo, fue un ir y venir de arqueólogos. "20 años atrás se habían encontrado los sarcófagos de los reyes de Sidón -considerado el mayor descubrimiento del s. XIX- y justo uno de ellos era del mismo tipo que el hallado en Cádiz, lo que hizo que todos los arqueólogos europeos empezaran a preocuparse y a interesarse por España, entre ellos Pierre París, el que se llevó la Dama de Elche", cuenta este profesor.

Entre los arqueólogos llegados de todos los países entre 1910 y 1930 se encontraba Pelayo Quintero. Convencido de las posibilidades del terreno se construyó una casa tipo chalet como vivienda en Puerto de Tierra. En sus memorias de trabajo recoge su búsqueda constante de un sarcógafo, su deseo porque apareciera otro en suelo gaditano. Sin embargo, nunca llegó.

Casualidades de la vida o no, fue después de su muerte cuando se descubrió que había construido su casa justo encima de uno femenino datado del primer cuarto del siglo V antes de Cristo.

Debajo de su casa

En 1980 una constructora compró el terreno que había pertenecido a Quintero para edificar.  "Estuvimos allí realizando durante varias semanas unos sondeos, ya que todos los solares con proyectos de construcción en Cádiz -aunque no estaba legalizado- tenían que pasar por un control arqueológico, y no apareció nada", dice Ramón Corzo. Sin embargo, durante tres semanas se estuvo vaciando el solar, y de pronto un viernes, ya cuando se habían ido los arqueólogos, dieron con unas piedras. "Al empujarlas encontraron una oquedad, un agüero por el que se colaba la arena, y cuando el maquinista introdujo la mano sacó trozos de un cráneo", relata Ramón Corzo. Había un enterramiento allí.

Se trataba de una figura femenina de mármol blanco de cuerpo entero, tendida boca arriba, vestida con una túnica que la cubría completamente, a excepción de los pies y los brazos. Representaba a una mujer joven de expresión austera, de grandes ojos almendrados, nariz recta y proporcionada, y de labios finos y bien dibujados.

Nada tenía que ver con el sarcófago masculino encontrado en 1887, salvo que ambos son del mismo estilo, muy similares en técnica  y "posiblemente procedan del mismo taller", dice Ramón Corzo.  Eso sí, "hay unos 30 años de diferencia entre ellos, ya que el masculino es más actual que el femenino".

No hay duda entonces de que Cádiz es terreno arqueológico que podría calificarse de "fructífero", a pesar de que gran parte de este conjunto se haya perdido con la erosión marina, y de que otra importante haya sido comida por el mar. Sin embargo, para los arqueólogos del mundo y los historiadores como Ramón Corzo siempre quedará el consuelo de que hay una parte importante de suelo en Cádiz todavía por escavar y de que las edificaciones de Puerta de Tierra se llevaron sin ningún tipo de control, lo que eleva las expectativas para encontrar, quién sabe, si una dama que destrone a la actual.

Mostrar comentarios