El vestido de cóctel y la chaqueta militar marcan el ritmo del Mfshow

  • Dos propuestas contrapuestas, por un lado la delicada sofisticación del vestido de The 2nd Skin Co., y por otro las chaquetas militares de La Condesa, han marcado el ritmo de la segunda jornada de la pasarela Seagrams Gin Mfshow Women.

Madrid, 12 feb.- Dos propuestas contrapuestas, por un lado la delicada sofisticación del vestido de The 2nd Skin Co., y por otro las chaquetas militares de La Condesa, han marcado el ritmo de la segunda jornada de la pasarela Seagrams Gin Mfshow Women.

El patrón estructurado marcado por pliegues y volúmenes imposibles ha sido, un año más, el sello de la colección del tándem creativo The 2nd Skin Co, formado por Antonio Burillo y Juan Carlos Fernández.

Con cierta inspiración en las siluetas de Balenciaga, los diseñadores han presentado esta noche en Madrid una propuesta formada por cuidados vestidos de coctel y elegantes trajes de noche vertebrado en dos colores, el rojo cereza y el camel o toffe.

Estructurados tejidos de lana y vaporosas sedas han vestido la pasarela con la sofisticación y el glamour de los años cuarenta y cincuenta.

"La inspiración vino de una tela con motivos florales en rojo, a partir de ahí trabajamos los diseños para dar vida a vestidos en que las flores quedaran como elementos en suspensión", ha explicado Burillo a Efe Estilo poco después del desfile.

Así, los motivos florales han adoptado tonos rojo fresa, cereza o carmesí y han sido cosidas a mano, armadas con lentejuelas o pintadas una a una, sobre tejidos de tul, lana y seda, en una serie de vestidos que abrazan la silueta de la mujer,

"Es nuestra propuesta más madura, más trabajada desde dentro y con una paleta contenida pero potente", ha indicado Fernández, cuyo principal público está formado por alfombras rojas y ocasiones especiales.

Distintos largos, minifalda, "midi" francés al estilo "new look" o largo de alfombra roja han desfilado en la improvisada pasarela de la Sede del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), rematado con grandes lazos y una amplia variedad de escotes, desde el pronunciado hasta el palabra de honor.

Frente a esta propuesta sofisticada, la firma La Condesa ha subido a la pasarela una colección vertebrada en torno a su pieza, fetiche, la chaqueta de inspiración militar y corte prusiano.

En su primer desfile, la diseñadora Marina Conde ha querido recordar los modelos de chaqueta militar que más éxito han alcanzado desde que abriera su firma en 2009.

Una pieza camaleónica y estilo desenfadado que igual se convierte en una prenda para el día a día acompañado por vaqueros, que para la noche acompañado por unos tacones.

En salidas más transgresoras La Condesa ha incrustado en chaquetas con joyas y calaveras, ya sea con abalorios de estos motivos o con vivos estampados multicolor.

Entre las piezas más sobresalientes, se encuentran las que han surgido de la colaboración con la mítica tienda Capas Seseña, que se ha materializado en tres piezas que fusionan la tradicional capa española con la chaqueta militar de corte prusiano.

Mostrar comentarios