Domingo, 31.05.2020 - 22:59 h
Carmen de San Agustín

El emir de Qatar conquista Granada: se compra un palacete frente a La Alhambra

Tamim Bin Hamad al-Thani se ha hecho con esta imponente propiedad por nada menos que 15.200 millones de euros.

Emir de Qatar
El emir de Qatar, Tamim Bin Hamad al-Thani, ha comprado El Carmen de San Agustín / EP

Cada vez más, las grandes fortunas internacionales se fijan en nuestro país como destino para establecer su segunda -o tercera- residencia y compran mansiones y casas en las mejores zonas de Madrid, Barcelona y la costa. No obstante, hay otras joyas en España que también son objeto de deseo de los millonarios, como la ciudad de Granada, un lugar que además para los árabes tiene un gran significado. Por ello, el emir de Qatar no ha dudado en desembolsar una gran cantidad para quedarse con uno de los edificios más importantes de la ciudad, con permiso de La Alhambra.

Se trata del Carmen de San Agustín, el cual es ahora propiedad de Tamim Bin Hamad al-Thani, quien ha pagado 17.000 millones de dólares (15.200 millones de euros) por hacerse con este inmenso palacete de 6.000 metros cuadrados, según ha informado el diario 'Granada Hoy'. Así, este jeque aumenta inmenso patrimonio, en el que están la cadena Al Jazeera, los grandes almacenes Harrods y el equipo de fútbol Paris Saint-Germain FC, entre otros negocios.

Tal y como señala el medio local, las negociaciones para hacerse con el Carmen de San Agustín han durado dos años. Hace unas semanas, un despacho de abogados granadino cerró la compra-venta del palacete, que supone la vuelta de un jeque árabe a la ciudad después de cinco siglos. Y, además, enfrente de su mayor joya arquitectónica, La Alhambra.

Y es que Tamim Bin Hamad al-Thani lleva ya años enamorado de su nueva propiedad, desde que visitó La Alhambra por primera vez y preguntó a sus contactos cómo podía hacerse con ella. Así, empezó a lograr los enlaces necesarios para ahora poder ser su dueño.

Este emir, que lleva en el trono de Qatar desde que falleciera su padre en 2013, es un hombre muy trabajador y con mucha persistencia, pues en solo seis años ha llevado a su país al crecimiento y a tener más presencia internacional -van a celebrar el Mundial de Fútbol en 2022-. Así, tiene inversiones tanto en Europa como en Estados Unidos. Incluso en España, ya que tiene una participación en El Corte Inglés. También es dueño de la mítica firma de joyería Tiffany.

Un palacete con historia

Todo apunta a que el Carmen de San Agustín cambiará de nombre una vez tome posesión de el Tamim Bin Hamad al-Thani, como suele pasar cada vez que cambia de dueño. Su último propietario fue el empresario granadino fundador de Puleva Rafael Pérez-Pire, que se hizo con él en 1943.

Para el emir de Qatar es un lugar idóneo, ya que tiene la alquiba -la línea que fija la dirección a La Meca- muy bien definida, lo que facilita el rezo musulmán. Además, cuenta con unas privilegiadas vistas que van desde La Alhambra hasta Sierra Nevada, pasando por el Sacromonte y el Albaicín con la muralla nazarí.

En concreto, el Carmen de San Agustín se llama así porque este tipo de propiedades se llaman 'carmen' y se caracterizan por estar intramuros -rodeadas por un gran muro- y por tener un huerto dentro y un jardín, además de una red de agua. Un carmen puede ser grande, mediano o pequeño, pero en el caso del que ha comprado el emir de Qatar, hablamos de uno inmenso.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING