Martes, 25.02.2020 - 08:01 h

Emilio Aragón: "La muerte de mi padre fue devastadora, aún marco su teléfono"

El artista Emilio Aragón ha concedido una entrevista a 'Papel' en la que se sincera y no rehuye hablar de su vida más personal.

El humorista y actor de 57 años no tiene más que buenas palabras para su padre, sus tíos y su esposa y se muestra crítico con la actuación de Europa con los refugiados. 

Emilio Aragón: "La muerte de mi padre fue devastadora"

Emilio Aragón (La Habana, Cuba), uno de los artistas más queridos y polifacéticos de España, se ha abierto para 'Papel' con una entrevista sincera en la que no rehuye hablar de su vida más personal y sus sentimientos más profundos, como la confesión de que la muerte de su padre fue "devastadora", hasta el punto de que incluso tiempo después seguía marcando su número de teléfono. 

Desde muy joven, Aragón ya estaba dentro del mundo del espectáculo. A los 22 años, buscó una nueva aventura televisiva fuera de la familia y se presentó a las pruebas para presentar el concurso 'Un, dos, tres', aunque sin éxito. No convenció a Chicho Ibáñez, que le dijo que estaba bien, pero que debía crecerle barba. Al final optaron por Mayra GómezKemp. Pero esta negativa no frenó sus ganas de dirigir un programa. Lo que le llevó a presentar el espacio 'Ni en vivo ni en directo' a tan corta edad. "Tenía ganas de hacer eso. Todos los recuerdos que tengo de esa época son bonitos. Todos. Esa ilusión de la primera vez que escribías y dirigías un programa. La gente que podías conocer", recuerda.

Ni todos los años que lleva ya en la industria cultural le han rebajado su autoexigencia, como confiesa: "Es terrible. En este último mes, me he despertado un montón de veces de madrugada con algo que no me gustó del rodaje. Soy un insatisfecho estructural. Esto es bueno, porque te concentras en hacerlo mejor. Y es malo, porque es perverso. Soy de una autocrítica enfermiza". Pero no deja de trabajar en busca de la felicidad: "Yo creo que ser feliz es un trabajo. La felicidad hay que trabajarla. Es una actitud. Yo creo que si algo he heredado de mi madre es eso. Ella siempre tiene una sonrisa. Quizá por eso a mí me sale naturalmente".

Emilio Aragón, que estuvo muy unido a su padre Miliki, define su muerte (falleció en 2012) como devastadora: "Terrible. Devastadora. Me he encontrado muchas veces a mí mismo marcando su teléfono. Me costaba procesar que había muerto. Y hasta mucho tiempo después... Todavía hoy me emociona. Todavía tengo que tragar. No era solamente una relación padre-hijo, era algo más. Nos lo contábamos todo desprendidos de cualquier superficialidad, con sinceridad total. Era mi padre y era mi amigo. El recuerdo es absoluto".

Aragón, famoso por su papel en 'Médico de familia', califica a su padre y a sus tíos como "unos grandes artistas y unos amantes de su trabajo como ningún otro". "Era su oficio. Ellos no trabajaban para hacerse famosos, trabajaban para darnos de comer. Pero tenían auténtica pasión por la profesión. Pasión, pasión y respeto", añade.

El actor y humorista de 57 años tampoco pierde la ocasión para elogiar a su esposa, Aruca Fernández-Vega Feijóo. Cada una de sus palabras destila amor hacia ella: "Aruca es mucho más sabia que yo. Esta profesión es muy dura porque es anárquica. Los horarios. La forma de trabajar. La línea tan delgada que hay entre el éxito y el fracaso. Te llevas a casa esa inquietud y quien la comparte es tu mujer, tu compañera. Ella es más inteligente y ha sabido muchas veces hacerme esa media verónica que me hacía falta, o redirigirme o lo que fuera en cada momento".

Para el fundador de la exitosa productora Globo Media ('Médico de familia, 'Los Serrano', '7 vidas'...) no pasa desapercibida la situación actual con los refugiados y se muestra crítico con la actuación de Europa al respecto: "Me parece muy preocupante lo que estamos viendo con el tema sirio. Avergüenza la actitud de Europa".

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING