Sábado, 18.11.2017 - 17:02 h

La UPSA inaugura la nueva capilla de su Sede Central

La Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) ya tiene a su disposición la nueva capilla de su Sede Central, que está ubicada en una de las naves abovedadas que cierra el patio de los Estudios (Patio Barroco) en la planta baja de la Escalera Noble El nuevo espacio para el culto ha querido conservar la disposición de la asamblea en forma de 'U' para "aunar al mismo tiempo la dimensión horizontal de la fraternidad de todos y la centralidad única de Cristo, simbolizada en el altar", ha apuntado la UPSA en la información remitida a Europa Press.

La UPSA inaugura la nueva capilla de su Sede Central

La Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) ya tiene a su disposición la nueva capilla de su Sede Central, que está ubicada en una de las naves abovedadas que cierra el patio de los Estudios (Patio Barroco) en la planta baja de la Escalera Noble

El nuevo espacio para el culto ha querido conservar la disposición de la asamblea en forma de 'U' para "aunar al mismo tiempo la dimensión horizontal de la fraternidad de todos y la centralidad única de Cristo, simbolizada en el altar", ha apuntado la UPSA en la información remitida a Europa Press.

El proyecto partió de la decisión de realizar "una intervención discreta, con tintes actuales que respete el estilo singular del edificio donde se ubica". Por ello, las paredes de piedra de Villamayor contrastan con la piedra caliza, de Campaspero, con la que se ha creado un muro que "articula todo el conjunto-acceso, sacristía y capilla, que reparte los espacios y recoge en su interior las necesidades de cada uno".

Con esta piedra se ha creado también un zócalo perimetral corrido que organiza el espacio de la capilla, a modo de anillo abierto, donde la comunidad se coloca en forma de herradura, dirigida hacia el centro donde está ubicado el altar elevado. Y el espacio cuenta con elementos de madera maciza.

El altar, la sede y el ambón se tratan como "elementos exentos del suelo", como bloques de piedra natural apoyados, "con sus imperfecciones y belleza natural", ha destacado la Universidad Pontificia.

En cuanto al retablo tiene un tratamiento superficial rugoso que hace de fondo de escena y sobre él se colocan dos tallas de madera y el sagrario, obras del escultor Javier Martínez. Y los tres elementos se unifican en tres tablas de pan de oro que los realzan obras del artista Francisco Orejudo.

En el diseño del retablo se ha prestado "especial atención" a la escena representada, al tratamiento de la luz, a los materiales, a la proporción de sus elementos y al público universitario que lo va a frecuentar, ha puntualizado la UPSA.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios