Domingo, 22.10.2017 - 17:57 h

2010 mañana con 'L'arbore di Diana'

El Gran Teatre del Liceu inaugurará mañana su temporada 2009-2010 con 'L'arbore di Diana', una ópera del compositor valenciano Vicent Martín Soler, con nueva coproducción entre el Liceu y el Teatro Real de Madrid.

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)

El Gran Teatre del Liceu inaugurará mañana su temporada 2009-2010 con 'L'arbore di Diana', una ópera del compositor valenciano Vicent Martín Soler, con nueva coproducción entre el Liceu y el Teatro Real de Madrid.

La dirección de escena corre a cargo de Francisco Negrín y la dirección musical es de Harry Bicket. 'L'arbore di Diana' se representó en toda Europa desde que se estrenó en el Burgtheater de Viena en 1787, y Martín Soler triunfó en Italia, Viena, Sant Petersburgo y Londres.

El argumento se centra en la diosa de la castidad, Diana, en cuyo jardín hay un árbol que da grandes manzanas. Cuando sus ninfas pasan por debajo de él, si son castas las manzanas brillan y si no lo son, los frutos se vuelven negros.

Harto de esta ley, Amor enseña al jardinero a enamorar a las ninfas y hace que Diana se enamore del pastor Endimión, por lo que la diosa hace que arranquen el árbol delator y Amor convierte el jardín de Diana en el palacio del amor.

Para los estudiosos, Diana y las ninfas simbolizan a las monjas, y Amor es una personificación del emperador. La obra, de intención política, utiliza elementos del género pastoril y de la comedia erótica.

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)

El Gran Teatre del Liceu inaugurará mañana su temporada 2009-2010 con 'L'arbore di Diana', una ópera del compositor valenciano Vicent Martín Soler, con nueva coproducción entre el Liceu y el Teatro Real de Madrid.

La dirección de escena corre a cargo de Francisco Negrín y la dirección musical es de Harry Bicket. 'L'arbore di Diana' se representó en toda Europa desde que se estrenó en el Burgtheater de Viena en 1787, y Martín Soler triunfó en Italia, Viena, Sant Petersburgo y Londres.

El argumento se centra en la diosa de la castidad, Diana, en cuyo jardín hay un árbol que da grandes manzanas. Cuando sus ninfas pasan por debajo de él, si son castas las manzanas brillan y si no lo son, los frutos se vuelven negros.

Harto de esta ley, Amor enseña al jardinero a enamorar a las ninfas y hace que Diana se enamore del pastor Endimión, por lo que la diosa hace que arranquen el árbol delator y Amor convierte el jardín de Diana en el palacio del amor.

Para los estudiosos, Diana y las ninfas simbolizan a las monjas, y Amor es una personificación del emperador. La obra, de intención política, utiliza elementos del género pastoril y de la comedia erótica.

Ahora en portada

Comentarios