Viernes, 13.12.2019 - 12:18 h
Inesperado divorcio

El exrey de Malasia duda si es el padre del bebé de la mujer por la que dejó el trono

Mohamed V Kelatan se ha divorciado de su esposa, una exmodelo rusa, después de dejar todo por ella hace apenas unos meses.

Malasia
El exrey de Malasia duda ahora de la paternidad de su hijo / EFE

El inesperado divorcio del que fuera rey de Malasia hasta el pasado enero, Mohamed V Kelatan, y su esposa, la exmodelo rusa Oksana Voevodina, va a hacer correr ríos de tinta. Porque si nadie esperaba esta separación unos meses después de su boda y de ser padres, los detalles que se van conociendo todavía nos dejan más estupefactos.

Mohamed dejó precisamente el trono antes de que le correspondiera para poder vivir libremente su amor, ya que Oksana nunca fue bien vista ni por la corte malaya ni por el pueblo. Su paso por 'realities' de la televisión rusa, en los que sembró la polémica, generaron muchas críticas en el país asiático, obligando al monarca a dejar el trono para salvaguardar su honor. Así, la pareja habría estado en crisis desde entonces hasta que el pasado mes el exrey solicitó el divorcio por el rito más severo de la ley musulmana, el triple 'talaq', que es totalmente irrevocable.

Y es que parece que las dudas de Mohamed acerca de su esposa son bastante grandes. Es más, según su abogado, se pregunta si el niño que tuvieron hace dos meses, llamado Leon, es suyo. Así lo ha indicado al diario 'Straits Times', donde Koh Tien Hua ha señalado que no existen "evidencias biológicas" que aseguren la paternidad.

Por su parte, Oksana no se ha quedado de brazos cruzados ante estas insinuaciones y ha publicado varias fotos en Instagram con el bebé recalcando que por sus venas "fluye orgullosa sangre malaya". Y es que la exmodelo, que se convirtió al Islam para poder casarse y se cambió el nombre a Rihana, no acepta el divorcio y sigue enamorada del exmonarca.

Desde el apartamento de Moscú donde residen la madre y el niño, ha escrito un desgarrador mensaje entre lágrimas en el que dice que no cree que sea necesario tener que hacer esto, cuando debería estar llorando de felicidad y gratitud por tener a su hijo. Mohamed ha prometido que tanto a ella como al niño no les faltara nunca de nada, pero no quiere saber nada de ellos.

Además, su letrado ha aclarado que Oksana fue debidamente notificada del divorcio, algo que hasta hace poco negaba. Según ella, es "un acto de provocación" decir tal cosa y no existe ningún divorcio. La pareja casó primero en junio del pasado año en Malasia y de nuevo en Moscú en noviembre, un matrimonio que ya estaría roto.

Así, un nuevo frente se abre en otro divorcio que está dando mucho de qué hablar en Asia después de la huida de Haya de Jordania de Dubái con sus hijos para escapar de su esposo, el emir. Ambos ahora lucharán por los niños en los tribunales en Londres, donde se ha refugiado la hermana del rey Abadalá de Jordania.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING