Jueves, 18.07.2019 - 21:49 h
Ha ganado el Torneo de Queen's

El gran cambio de Feliciano López a sus 37 años: nuevos negocios y boda a la vista

El tenista ha dado la sorpresa con una victoria que nadie esperaba, la cual llega en su mejor momento personal de los últimos años.

Feliciano López y Sandra Gago en foto de archivo de Europa Press
Feliciano López y su prometida, la modelo Sandra Gago / EP

Este domingo, el tenis nos dio la gran sorpresa de la jornada deportiva. Feliciano López ganaba el famoso torneo británico de Queen's por partida doble, pues lo hacía tanto en la competición individual como en la de dobles, junto Andy Murray. Esto supone un hito que solo otros dos tenistas tienen en la historia de este torneo, Pete Sampras y Mark Philippoussis, lo que ha encumbrado de nuevo al español cuando su carrera en las pistas está dando sus últimos coletazos.

Feliciano tiene ya 37 años y lleva más de 20 dándole a la raqueta, pues se hizo campeón de España infantil con 14 años. Desde entonces, ha vivido dedicado a este deporte, manteniéndose casi siempre entre los 100 primeros del ranking ATP -con el triunfo en Queen's ha pasado del puesto 113 al 53-. Así, ha logrado ganar cuatro Copas Davis con España y un Roland Garros en dobles con su compañero y amigo Marc López. Una carrera que, aunque está muy lejos de la de Rafa Nadal, es lo bastante importante para haberle reportado más de 16 millones de dólares -14 millones de euros-, según  la ATP.

A esa cantidad habría que sumarle el más de medio millón que va a embolsarse por su doblete en Queen's, lo que supone el mayor éxito de su carrera, el cual llega en el momento más inesperado, pues a su edad pocos esperaban encontrar de nuevo a un Feli así en la pista. Pero todo esto tiene mucho que ver con su situación personal, porque quizá el toledano esté viviendo los mejores momentos de su vida. 

El próximo 20 de septiembre volverá a contraer matrimonio con la modelo Sandra Gago, una joven de 23 años con la que lleva alrededor de un año que le ha devuelto la estabilidad que perdió con su anterior relación. Aunque por la diferencia de edad de 14 años que existe entre ellos nadie apostaba mucho por la pareja en principio, han demostrado que su amor es real y lo confirmarán en el enlace que está a la vuelta de la esquina. Y es que parece que Sandra se ha convertido en su mejor talismán y apoyo en la pista. De hecho, la modelo no pudo reprimir las lágrimas cuando acabó el partido que le hacía vencedor de Queen's.  

Así, Feli ha conseguido llegar a lo más alto en su carrera deportiva cuando parece que está cerca de acabarse, gracias en buena parte a la felicidad que vive en el terreno personal. Algo que no ha sido igual en los años anteriores, cuando su divorcio de Alba Carillo le convirtió en el gran protagonista del 'papel couché'.

De escándalo en escándalo

Solo once meses duró su matrimonio con la modelo, después de una multitudinaria boda en Toledo en la que parecían muy enamorados y felices. Alba lo anunciaba en una exclusiva en la revista 'Hola' en la que contaba que Feliciano había roto con ella de una forma muy fría y que prácticamente la había echado del hogar que compartían. Ese fue el principio de una guerra judicial y mediática por parte de la ahora colaboradora televisiva, que pedía medio millón de euros a su ex por el divorcio, ya que se casaron en gananciales.

Aunque el tenista nunca entró en la batallaa mediática, se filtró mucha información de su entorno que acusaba a Alba de haberse llevado mobiliario de su casa cuando se marchó, entre otras cosas. El cruce de acusaciones era diario en los medios y la imagen de Feliciano como deportista acabó bastante resentida, sobre todo por las cosas que la modelo dejó caer sobre él y sus conductas como esposo, infidelidades de por medio.

Pero tras dos años de lucha, a finales de 2018 la expareja llegó a un acuerdo para liquidar los bienes gananciales fruto de su matrimonio sin tener que pasar por los juzgados. De este modo, Feliciano pudo por fin cerrar este capítulo de su vida y centrarse en su relación con Sandra, que en poco tiempo se ha afianzado hasta convertirles en inseparables.

Sus negocios fuera del tenis

Como casi todo deportista, Feliciano tiene otros negocios además del tenis. Y en el sector favorito de este colectivo. Junto a su hermano Victor, que es su mano derecha, fundo la sociedad Tennis Felo en 2002, dedicada a la promoción inmobiliaria. Esta firma tiene un patrimonio de más de tres millones de euros, según consta en el Registro Mercantil. Sus últimas cuentas datan de 2017, cuando tuvo unos ingresos de 181.494 euros, un 40% menos que un año antes, aunque el resultado neto fue positivo, de 10.000 euros, frente a las pérdidas de 133.000 euros de 2016.

Esto fue posible gracias a la reducción considerable de los gastos de explotación, que pasaron de más de 375.000 euros en 2016 a 250.000 euros en 2017. A nombre de esta sociedad está inscrita la casa que el tenista tiene en Pozuelo de Alarcón, que consta de una parcela total de 1.400 metros cuadrados y una casa de tres plantas construida en más de 500 metros cuadrados de superficie.

Además de esto, este año Feli se ha estrenado como director del Mutua Madrid Open de Madrid, un cargo que muestra hacia donde parece que quiere dirigir sus pasos en el futuro cuando deje definitivamente el tenis en activo. Así, ha pasado a sustituir a Manolo Santana, que es ahora presidente de honor, y a ocuparse de la gestión de un torneo que es el escaparate español de este deporte.

Y no podemos olvidar la buena imagen que tiene Feliciano. Su impresionante físico le ha valido también numerosos contratos publicitarios, los cuales van desde firmas deportivas, como Ellesse, su patrocinador, a marcas de coches de alta gama, como BMW o Mercedes.

De este modo, Feliciano vive ahora un momento de plenitud en todos los ámbitos de su vida que ha traído consigo su mejor tenis. Queen's podría ser el broche de oro a su carrera, aunque quizá sirva de impulso para alargarla unos años más.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios