Fernando Alberca: Buscar la felicidad en lo que no se tiene nos aleja de ella

  • Pilar Salas.

Pilar Salas.

Madrid, 28 feb.- El flamante Premio de Hoy de ensayo con "Nuestra mente maravillosa", el cordobés Fernando Abarca, sabe cómo ser feliz y comparte sus secretos en esta obra, con la que defiende que buscar la felicidad en lo que no se tiene es un error y nos aleja de ella.

"Esperamos un golpe de suerte que nunca llega, deseamos ser distintos y esto no es posible, y no aprovechamos realmente el maravilloso potencial de lo que sí tenemos a diario, sin esperar a mañana", explica hoy en una entrevista con Efe.

Este profesor y experto en estimulación y motivación de la inteligencia y en autoestima ha recibido hoy en Madrid el galardón que concede desde hace seis años la editorial Temas de Hoy, del Grupo Planeta, dotado con 30.000 euros. Una feliz coincidencia es que hoy también se celebra el día de su comunidad, Andalucía.

"Me ha hecho muchísima ilusión, pero estoy especialmente contento porque el tema que elegí es apasionante para mí: convencer a todo el mundo de que tenemos una mente maravillosa, de que somos capaces de ser mucho más felices de lo que somos utilizando como medio nuestra mente. El premio me ayuda a difundir a mucha más gente de la que hubiera soñado nunca esta idea", explica.

El libro, que se publicará el 20 de marzo, llega en un contexto en el que la sociedad está "desorientada", por lo que "es el momento de ser mucho más optimistas, de rendir nuestro talento, de sacar lo que más nos hace eficaces; este siglo necesita de nosotros un nuevo descubrimiento de la capacidad de nuestra mente".

Alberca (Córdoba, 1966) propone aunar los dos hemisferios cerebrales, el que rige la actividad racional y el que predomina sobre las emociones o, lo que es lo mismo, "aunar cabeza y corazón, no separarlos" aunque desde el siglo XVIII haya sido la razón la triunfadora.

"Desde entonces nos debatimos entre si es la razón o el corazón lo que debe imperar y se nos ha ido toda la fuerza en esa dicotomía, cuando es realmente la unión de ambas la que nos orienta a la felicidad", explica.

"Este es uno de los retos más importantes que tenemos que afrontar y mucho más ahora, porque no depende de las circunstancias nuestra felicidad. Podemos ser muy felices o muy desgraciados en las mismas circunstancias. En la actual situación del país y Europa entera es muy importante saber que la felicidad depende de lo que nosotros nos esforcemos y lo proactivos que seamos para ser mucho más felices y eficaces", sostiene.

Para lograrlo, el autor nos adentra en "la magia" del cerebro para descubrirnos sus potencialidades: "El ser humano es mucho más imprevisible y más capaz de lo que se cree, con esfuerzo nos hacemos muy capaces, es una cuestión muy práctica".

Incluye en su libro ejercicios prácticos: "Se trata de enseñar a ser capaces de estimular las partes de nuestro cerebro que nosotros creemos menos hábiles y unirlas a esas partes que sí creemos hábiles. Hemos oído hablar mucho de las inteligencias múltiples, pero se nos olvida que son habilidades más bien y están reinadas por nuestra mente que es la que tiene que ser real, eficaz y completa".

Busca también que "el ser humano sea más humano" y eso, sostiene, sólo ocurre "cuando se comporta más emocional y racionalmente al mismo tiempo".

Por ello está destinado a "cualquier persona", ya que lo escribió pensando en sus alumnos -que van desde Secundaria a la Universidad- y en los padres que le piden asesoramiento para mejorar el rendimiento escolar de sus hijos, tema en el que también es experto, pero también en su propia familia, en el conjunto de la sociedad.

Fernando Alberca ya conoce el éxito, al que contribuyó mucho su obra "Todos los niños pueden ser Einstein", traducida ya a varios idiomas y al chino en "unas semanas".

"No hay día que no lleguen más de 15 correos electrónicos de padres, felicitándonos mutuamente por la idea de que todos los niños pueden ser Einstein, que no era un niño superdotado, sino muy inteligente que supo conjugar los dos hemisferios, que supo resolver problemas de matemáticas y de física con la imaginación que es del hemisferio derecho y ahí estuvo su genialidad".

Su triunfo radica en "la necesidad que tenemos todos como seres humanos de descubrir nuestro potencial para ser feliz", resume.

Mostrar comentarios