Lunes, 23.09.2019 - 18:47 h
Un gran cambio

El gran cambio de Froilán a sus 21 años: de chico polémico a joven enamorado

El nieto mayor de los reyes eméritos ha pasado de ser un adolescente algo problemático a ser un joven muy centrado.

Froilán
Froilán cumple este miércoles 21 años / EFE

Hace unos años, Felipe Juan Froilán de todos lo Santos, más conocido como Froilán por la prensa, acaparaba titulares día sí y día también por sus supuestas salidas de tono y rebeldías. Pero este miércoles, cuando el hijo de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar cumple los 21 años, todo eso ha quedado atrás y el joven es una persona totalmente diferente.

El nieto mayor de los reyes eméritos siempre destacó del resto de sus primos. Mucho más inquieto, travieso y juguetón, la patada que le dio a una de sus primas en la boda de don Felipe y doña Letizia -en que la formaba parte de los pajes-, pasó a la posteridad como la muestra del complicado carácter de Froilán. A medida que fue creciendo, esas travesuras se fueron haciendo más grandes.

Primero, sus supuestas malas notas, las cuales le llevaron a varios internados, entre ellos el de Sigüenza, para intentar enderezar su situación académica y también su carácter. Después, protagonizó varios incidentes que fueron objeto de polémica, como el tiro que se pegó en un pie cuando practicaba con su padre en la finca familiar de Garrejo en Garray (Soria) o la supuesta discusión que tuvo con uno de sus primos Urdangarín en Mallorca durante unas vacaciones, en la que habrían volado cubiertos.

Una serie de malos comportamientos que llevaron a sus padres a tomar la decisión de enviarlo a estudiar fuera de España, al internado Blue Ridge, en Virginia, Estados Unidos. Un estricto centro en el que Froilán pudo acabar su educación secundaria y calmar su ímpetu. Además, estar lejos de nuestro país le aliviaba de la presión mediática que sufría aquí, aunque cada vez que volvía sus pasos era seguidos allá por donde fuera.

Primero, sus salidas nocturnas a las discotecas más famosas de Madrid, donde se dijo que incluso llegó a trabajar como relaciones públicas, y después a los toros. Froilán y su pandilla de amigos, en la que hay varios toreros, se han recorrido media España visitando los mejores cosos taurinos para seguir la fiesta nacional, la cual le han inculcado su abuelo y su madre. De hecho, nunca se ha mordido la lengua para defenderla, al igual que la unidad de España, llegando incluso a acudir a la manifestación del pasado febrero en Colón protagonizada por Vox, el PP y Ciudadanos.

Mar Torres, la joven que ha cambiado a Froilán

Pero desde hace un tiempo, el nieto de los reyes ya no es el mismo. Cansado de ver su nombre en la prensa asiduamente y siempre por cuestiones polémicas -como el rumor que siempre ha corrido acerca de que ha 'tripitido', algo que tanto él como sus padres han negado-, Froilán comenzó a volverse mucho más discreto.

Primero, blindando su círculo de amigos. Hoy en día ya no tiene amistad con Jacko, apodado 'el lotero', ni con otros que formaron parte de su pandilla hace unos años porque el nieto de los reyes cree que están detrás de varias filtraciones a la prensa sobre él. Igual sucede con otros del mundo de los toros, a los que ha cerrado la puerta después de ver varias historias en los medios que le han dolido mucho. Así, se ha refugiado en sus amigos de la universidad madrileña en la que estudia, The College for International Studies (CIS), donde cursa Business, es decir, negocios.

Aquí convive con jóvenes de familias adineradas y también conocidas, como Alba Díaz, la hija de Manuel Díaz 'El Cordobés' y Vicky Martín Berrocal, los cuales le han mostrado lealtad y no han contado intimidades sobre él, ya que son chicos que no necesitan notoriedad pública. Así, ha podido centrarse en esta carrera, la cual está sacando con muy buenas notas.

Pero quizá el detonante fundamental para este cambio sea el amor. Porque Froilán ha vuelto con Mar Torres, su primera novia con la que estuvo hace unos años pero terminó precisamente por la presión mediática, que pasó factura a la pareja. Esta joven, que forma parte de una de las familias más ricas de España -los Fuertes, dueños de El Pozo Alimentación-, le ha alejado de esas amistades tóxicas y le ha hecho distanciarse de polémicas y fiestas locas. De hecho, ambos están pasando sus vacaciones juntos en Estados Unidos estudiando. Mar ha conseguido darle estabilidad, cariño y comprensión, y todo ello lejos de los focos y sin llamar la atención.

Mar Torres
Mar Torres ha logrado que Froilán cambie su carácter / EFE

Su hermana Victoria Federica, su mayor preocupación

Ahora, que Froilán ha dado un paso atrás y ha optado por la discreción, es su hermana pequeña, Victoria Federica, la que ha acaparado todo el protagonismo. La joven de 18 años se ha convertido en un icono de estilo y sus apariciones son seguidas al detalle, pues sus looks siempre sorprenden y reciben muy buenas críticas. Si bien es su relación sentimental la que tiene a todo el mundo pendiente de ella.

Victoria tiene una 'relación especial' con el torero Gonzalo Caballero, quien era íntimo de su hermano. Y decíamos "era", porque todo indica que la amistad entre Froilán y el diestro se ha terminado. Parece que el nieto de los reyes ha expulsado a Caballero de su pandilla porque tiene indicios de que está filtrando cosas a la prensa, sobre todo por algunos detalles que se dieron en algunos medios acerca de lo que ocurrió en la fiesta de la puesta de largo de Victoria, hace un mes. Más bien de lo que no ocurrió.

Supuestamente, se habría hablado de una mala relación entre Mar y Victoria y un enfado de esta última durante la puesta de largo, algo que no sería cierto y que ha dolido mucho a Froilán, quien habría culpado al torero -o a su círculo, que ahora también es el de su hermana- de filtrar esos falsos rumores. Además, no se fía de sus intenciones con Victoria, pues cree que está aprovechando su relación para tener más popularidad, algo que también considera que hizo con él para torear más.

Por ello, Froilán estaría ahora en una encrucijada con su hermana, a la que adora, pues no vería bien su 'amistad' con Caballero y teme por lo que le pueda pasar. Así, será a su vuelta de Estados Unidos cuando podamos comprobar si la relación entre los hermanos sigue siendo tan estrecha y si Victoria ha seguido los consejos de su hermano. Esperamos verles en Palma junto al resto de la familia, como es tradición desde que son pequeños, un viaje al que podría incluso unirse Mar, a la que ya conoce toda la familia y guardan mucho cariño.

Así, Froilán afronta sus 21 años convertido prácticamente en un hombre, con las ideas claras de lo que quiere y, sobre todo, de lo que no. Atrás quedaron salidas de tono, juergas hasta el amanecer por las calles de Madrid y amigos mediáticos. Ahora comparte su vida con quienes le han sido fieles de verdad y su novia, con la que ya hace vida de pareja y tiene un futuro por delante muy alejado de las polémicas del pasado. 

Ahora en Portada 

Comentarios