Fusi y Calvo Serraller, aliados para contar la historia y arte de diez siglos

  • Carlos Mínguez.

Carlos Mínguez.

Madrid, 19 nov.- Convencidos de la necesidad de mantener "viva" la memoria del pasado, Juan Pablo Fusi y Francisco Calvo Serraller han vuelto a poner en común su sabiduría académica para sacar adelante un proyecto ambicioso: contar en un libro la historia del mundo y del arte en Occidente desde el siglo XII hasta hoy.

Un libro editado por Galaxia Gutenberg y que los dos catedráticos han presentado hoy en el Museo del Prado, el día en el que la pinacoteca nacional ha querido celebrar su 195 cumpleaños invitando de forma gratuita a contemplar las obras maestras que atesora.

No es la primera vez que la meticulosidad británica en la forma de trabajar de Fusi y un cierto "caos latino" de Calvo Serraller, según reconoció, se unen para profundizar en el estudio de la historia y del arte, partes "de una misma historia del espíritu humano", en palabras del primero.

Ya en 2009, Fusi, catedrático de Historia Contemporánea en la Complutense madrileña, y Calvo Serraller, de Historia del Arte en la misma universidad, publicaron "El espejo del tiempo", con España como foco de estudio.

Al igual que entonces, ahora, en "Historia del mundo y del arte en Occidente (siglos XII a XXI)", Fusi se ha ocupado de contar cuanto ha acontecido en Europa en estos más de novecientos años, desde el triunfo del cristianismo en los siglos XII y XIII, "uno de los orígenes de la civilización europea", hasta la sociedad postindustrial del XX y XXI.

Por su parte, Calvo Serraller ha buscado las pinturas que son "registro notarial" de esas épocas.

Una labor ardua, la del catedrático de Historia del Arte, quien tras una primera selección fue afinando su mirada hasta dar con el cuadro que mejor explican los textos de Juan Pablo Fusi. "Una selección de imágenes con este objetivo -reconocía- es siempre comprometida. Porque en ningún caso se ha buscado ilustrar la historia. Es algo más".

"He buscado obras que, con más o menos acierto, me parecía tenían una densidad 'simbológica' por sí mismas y son una representación profunda de cada momento histórico que se aborda".

Así, "Maestá", de Duccio Di Buoninsegna y que cuelga en la catedral de Siena, sirve para explicar el triunfo del cristianismo, o "El beso de Judas", del maestro Giotto, para ahondar en su apogeo.

Para el capítulo dedicado al nacimiento de Europa, Calvo Serraller ha seleccionado "El matrimonio Arnolfini", "una singular manifestación del género del retrato" del maestro Jan Van Eyck, propiedad de la National Gallery de Londres, mientras que "El jardín de las delicias" del Bosco, una de las joyas del Prado, dialoga con el texto de Fusi sobre "Imperio y Reforma", los años del Imperio de Carlos V y de la Reforma.

Rafael sintetiza cuanto fue y aconteció en la Europa del Renacimiento; Tiziano, la monarquía hispánica; Caravaggio, su "Entierro de Cristo" y Rubens, el siglo del Barroco y la Contrarreforma; y Rembrandt, el pensamiento moderno del XVII.

Calvo Serraller ha seleccionado pinturas de Vermer, Watteau y Hogarth para contar en imágenes el momento histórico en el que les tocó vivir, y a Chardin y Fragonard para definir los momentos previos a la Revolución francesa, cuyo espíritu y consecuencias, a su juicio, queda fielmente recogido en "La muerte de Marat", el cuadro de Jacques-Louis David.

Goya, su "Maja desnuda", e Ingres, con "La bañista de Valpicon", hablan de la Europa napoleónica y del fin del Antiguo Régimen; y Delacroix y su "Libertad guiando al pueblo", del triunfo del liberalismo.

Picasso, Manet, Seurat, Modigliani o Dalí, entre otros maestros, son los escogidos por Calvo Serraller para narrar las grandes transformaciones sociales, políticas y económicas del siglo XIX y los conflictos bélicos de comienzos del XX.

Los cuadros de Motherwell, Balthus y Hopper explican lo que Fusi denomina "La edad de la ansiedad", "La reconstrucción de Europa" y "La edad americana".

"A través de un cuadro -insistió Calvo Serraller- es posible sintetizar el periodo histórico en el que está inserto. Una sola obra puede por sí misma explicar un momento histórico. Y seleccionarla es siempre para mí algo muy placentero".

Calvo Serraller, para quien "el ser humano cambia pero no progresa", de ahí "la necesidad de conocer la Historia", considera que son muchos los artistas plásticos que plasman en su obra estos primeros catorce años del siglo XXI, pero, si tiene que escoger uno, ese es el italiano Mauricio Cattelan.

Mostrar comentarios