Domingo, 19.01.2020 - 18:32 h
Protagonista del desfile de Chanel

Gigi Hadid, la modelo valiente que se enfrenta a sus agresores y a las críticas

La 'top model' no tuvo reparo en 'detener' a una mujer que se había subido a la pasarela de la firma francesa sin haber sido invitada.

Gigi Hadid
Gigi Hadid echó a una espontánea del desfile de Chanel / EFE

Este martes se celebraba en el Grand Palais de París el desfile de la temporada otoño/invierno 2020 de Chanel, el más esperado de la Semana de la Moda francesa. Un show en el que hubo una gran protagonista y no por su forma de desfilar, sino por su valentía. Gigi Hadid ha dado la vuelta al mundo por sacar de la pasarela a una espontánea que se había subido a la misma en el cierre del desfile. Sin esperar a que llegar la seguridad del evento, la top la cogió del brazo y la acorraló para que no echara a perder el show de Chanel.

Las imágenes de Gigi enfrentándose a la mujer, una cómica francesa llamada Marie Benoliel que se puso a desfilar exagerando y parodiando sus gestos, dieron la vuelta al mundo y encumbraron a la estadounidense como una chica con arrestos que sabe defenderse sin necesidad de guardaespaldas. La modelo logró que la espontánea no estropeara un desfile muy importante tanto para Chanel, que quiere seguir siendo la mayor casa de moda del mundo sin que se note la ausencia de Karl Lagerfeld, como para ella, pues era la modelo más destacada sobre la pasarela.

El gesto de Hadid, no obstante, no sorprende, porque estas imágenes lo único que hacen es resumir en buena medida la personalidad de Hadid, una modelo que a sus 24 años sabe qué es enfrentarse a muchas cosas. A pesar de que su historia es bastante más amable que la de otras modelos que han salido de una vida de miseria, su carrera ha sido una lucha constante en otros sentidos.

Gigi es hija del magnate inmobiliario Mohamed Hadid y la exmodelo Yolanda Foster. Criada en Los Ángeles, su infancia discurrió en las mejores escuelas y practicando deportes como el voleibol y la hípica. Destacaba en ambos y se pensaba que su carrera iría por este sentido, pero en 2012 Guess la fichó como imagen de la marca, y todo cambió para ella. Su rostro se convirtió en famoso de la noche a la mañana y al año siguiente ya tenía un contrato con la mejor agencia del mundo, IMG Models.

En 2014 debutó en la 'Fashion Week' de Nueva York y, desde ahí, saltó al estrellato. Ángel de Victoria's Secret, imagen de Tommy Hilfiger -con quien hizo varias colecciones-, y fija en desfiles como Michael Kors, Ralph Lauren, Marc Jacobs, Prada, Versace, Isabel Marant o Lanvin, Gigi no ha parado en todo este tiempo y se mantiene en el pódium de las mejores del mundo como la séptima mejor pagada el año pasado, con 9,5 millones de dólares.

Pero aunque su carrera parezca un camino de rosas, no lo ha sido. Porque desde el principio, Gigi ha tenido que enfrentarse a numerosas críticas, precisamente por su físico. El hecho de tener curvas y representar un tipo de modelo que hace unos años era impensable hizo que le llovieran las críticas tachándola de gorda. Algo a lo que ella hizo oídos sordos y se mostró orgullosa de su cuerpo y de que gracias a ella la industria de la moda empezase a incorporar otro tipo de cánones de belleza.

Pero la de Gigi también es una historia de superación, porque la joven lleva impecablemente su carrera mientras sufre una enfermedad crónica llamada 'Tiroiditis de Hashimoto'. Se trata de una enfermedad autoinmune que puede causar hipotiroidismo o bocio, además de fatiga, mareos y cambios de peso, algo que se ha visto en la modelo en estos años, pues ha alternado épocas más delgada con otras con algo más de peso. También le dan dolores musculares, alteraciones de la menstruación y del sueño o caída del cabello. Gigi nunca ha ocultado lo que le pasa, pero nunca lo ha usado como excusa en su trabajo.

Otro ejemplo de que no le teme a nada ocurrió en 2016 a la salida de un desfile en la Semana de la Moda de Milán. Un hombre le agarró por la espalda y la levantó del suelo, supuestamente un fan, ante lo que ella no dudó en defenderse dándole un codazo en la cara y golpeándole. El hombre la soltó y huyó corriendo y ella quiso ir detrás de él para darle su merecido, pero sus guardaespaldas se lo impidieron. 

Así, el desfile de Chanel y su aplaudida intervención son solo otra muestra de que Gigi Hadid es una mujer segura de sí misma que no deja que nadie pise su trabajo ni empañe su esfuerzo. De esta forma, con su hermana Bella domina el panorama de las 'top models' mundiales, acaparando las portadas y campañas más importantes. Sin que nadie se atreva a desafiarlas.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING