Lunes, 21.10.2019 - 08:00 h
Rodeados de 'celebrities'

Harry y Meghan buscan casa en Malibú en la zona donde vive Kim Kardashian

Los duques de Sussex estarían buscando nuevo hogar en Estados Unidos, a donde se baraja que podrían mudarse.

Meghan Markle
Meghan y Harry buscan casa en California/ EFE

Tras un verano en el que las críticas han sido una constante para los duques de Sussex, Harry y Meghan, por sus excesivos gastos viajando en jets privados y alojándose en Ibiza a todo lujo, los comentarios no cesan en Reino Unido, donde parece que la han tomado con la pareja. Precisamente, pocos días después de celebrarse el 22º aniversario de la muerte de Lady Di, nuevos rumores apuntan a su hijo pequeño y a su esposa, quienes han tomado un camino muy diferente al de William y Kate.

Los últimos rumores sobre el matrimonio apuntan a una posible mudanza, algo que sobrevuela sobre ellos desde hace unos meses. Y los destinos que se barajan son, por un lado, África, lugar que ambos aman, y Estados Unidos, país natal de Meghan. En este último caso, concretamente, los tabloides británicos apuntan a un sitio concreto, Los Ángeles, donde estarían incluso buscando casa...en una de las zonas más exclusivas.

¿Se imaginan a Harry y Meghan con vecinos como Kim Kardashian o Leonardo DiCaprio? Pues eso es lo que señala 'Daily Mail', que indica que los Sussex están buscando una vivienda en Malibú, donde la exactriz residía, ya que siente nostalgia. Se trataría de una casa para desconectar de Reino Unido por temporadas, y parece que el enclave podría ser de los mejores, donde ya residen estrellas y famosos internacionalmente conocidos.

Malibú está a 48 kilómetros al oeste de Los Ángeles y, además de ofrecer un paraje impresionante rodeado de playas y naturaleza, cuenta con la mayor privacidad al tener tantos rostros conocidos entre sus vecinos. De ahí que las medidas de seguridad sean muy elevadas, algo que es imprescindible para los duques de Sussex. De este modo, en esta pequeña comunidad ya corre el rumor de que Meghan y Harry buscan casa allí, una zona donde, de media, cuestan más de 7 millones de euros.

De este modo, 'Daily Mail' apunta que la pareja habría rechazado los planes del príncipe Carlos de adquirir una propiedad en el condado de Herefordshire, donde el heredero a la corona quería que su hijo estableciera su segunda residencia cerca de la frontera con Gales. De nuevo, parece que las iniciativas de Meghan se imponen. 

Y es que la exactriz es una enamorada de Los Ángeles y de su estilo de vida, algo que extraña mucho en Londres. Además, allí tiene a sus mejores amigos, por lo que tener una casa allí sería una vida de escape a la presión constante que siente en la corte inglesa, donde cada uno de sus movimientos es escrutado al detalle.

Ahora en Portada 

Comentarios