Domingo, 19.05.2019 - 23:16 h
Al igual que su padre, el duque de Edimburgo

El hijo de la Reina de Inglaterra, pillado conduciendo sin el cinturón de seguridad

El hijo de Isabel II tiene la misma mala costumbre que su padre y que le costó tener que dejar de conducir de forma definitiva.

Andrés de Inglaterra
Andres de Inglaterra ha sido pillado conduciendo sin carnet / EFE

En Buckingham Palace tienen una mala costumbre que les ha costado ya algún disgusto. Parece que conducir sin cinturón de seguridad es algo habitual en la familia real, pues otro de sus miembros ha sido 'cazado' conduciendo así después de que el duque de Edimburgo, el príncipe Felipe, fuera visto haciendo lo mismo justo dos días después de tener un grave accidente de coche que dejó heridas a dos mujeres. 

Se trata del príncipe Andrés, el duque de York, el cual ha sido fotografiado por los 'paparazzi' británicos saliendo del Castillo de Windsor el pasado lunes conduciendo sin cinturón su flamante Aston Martin modelo V8 Volante valorado en 138.000 euros (120.000 libras).

Además, el duque estaba algo molesto, como se puede ver en las imágenes que ha publicado en exclusiva el diario 'The Sun'. "El príncipe estaba bastante molesto porque tuvo que esperar al cambio de guardia en el Castillo de Windsor para poder salir, por lo que no tardó nada en acelerar y salir volando. Estaba muy enfadado por tener que esperar", indicó una fuente al periódico. 

Además, en su salida había personas cruzando el paso de cebra, a las que tampoco prestó mucha atención, según estas fuentes. Así, el hijo de Isabel II habría tenido una conducta nada apropiada al volante. Es más, cometió un delito y a pesar de los antecedentes tan graves que tiene en la familia.

El pasado año, su padre, el príncipe Felipe, chocó contra dos mujeres y un bebé al no detenerse en un cruce, causándoles un fuerte golpe. Dos días después de ello, fue pillado conduciendo como ahora hace su hijo, generando una polémica tan grande en Reino Unido que hizo que tuviera que dejar el coche de lado. Algo que también ha tenido que hacer la propia Isabel II, que no volverá a conducir por carretera a pesar de ser su gran pasión, tal y como se anunció hace poco.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios