Jueves, 23.11.2017 - 10:30 h

València "sale de la anormalidad democrática" con el cambio de nombre de 51 calles del franquismo

València "sale de la anormalidad democrática" desde este sábado con el cambio de nombre de las 51 calles de la ciudad que todavía mantenían la denominación desde la dictadura franquista, un día "histórico" en el que ya se han instalado algunas de las nuevas placas. Algunas de ellas son la nueva avenida del Oeste, hasta ahora llamada del Baró de Cárcer, o la de Amado Granell, en lugar de General Urrutia.

València "sale de la anormalidad democrática" con el cambio de nombre de 51 calles del franquismo

La concejala de Cultura, Glòria Tello, ha celebrado la iniciativa durante el cambio de nombre de esta última calle y ha recordado que va en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica "después de que entrara en vigor hace diez años y sin que el PP --en la anterior corporación dirigida por Rita Barberá-- tuviera ninguna intención" de hacer modificaciones en la denominación.

Se trata de un cambio "serio y profesional", a partir de un informe de la Universitat de València, pero "avanzado en la democracia, donde esta ciudad tiene que ser ejemplar", ha reivindicado Tello.

Junto a la visión de los expertos, el Ayuntamiento ha tenido en cuenta las peticiones realizadas por los propios vecinos de las calles afectadas durante los dos últimos años, además de "poner en valor aspectos de la cultura valenciana" y elegir para los nuevos nombres de calles "personas históricas que dan importancia a València y estaban ocultas, como el Equipo Crónica que ahora tiene una plaza".

Entre estas figuras "olvidadas", la titular de Cultura ha destacado la del militar de Burriana (Castellón) Amado Granell, "hasta ahora no suficientemente conocido a pesar de que liberó a País de los nazis", por lo que era "totalmente merecedor de una calle en València".

Del resto, ha asegurado que "cada persona detrás tiene una historia y es muy recomendable que la ciudadanía vea quién es quién", para lo que el Ayuntamiento habilitará más información en la página web durante los próximos días".

"LAS HERIDAS HAY QUE CERRARLAS"

Preguntada por si este tipo de cambios suponen "reabrir heridas" en la sociedad española, Glòria Tello ha recalcado que "la ley está para cumplirla" y que el Ayuntamiento de València "tiene que hacerla cumplir". "Las heridas hay que cerrarlas, y para eso hay que arreglar este tipo de situaciones, como la retirada de símbolos, honores y distinciones, e incluso la exhumación", ha manifestado.

En la misma línea, el responsable de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha explicado que las dos denominaciones convivirán durante un año en las placas --con el nuevo nombre y debajo un recordatorio-- y ha señalado que los tres equipos responsables de su colocación trabajan este sábado "de forma muy natural".

Grezzi ha celebrado que éste es "un día importantísimo a nivel histórico", con el objetivo de "trasladar normalidad y recordar a los que lucharon por la libertad y la democracia y contra el totalitarismo".

INFORMACIÓN PARA VECINOS

La intervención del Ayuntamiento va acompañada del envío de 20.000 cartas a los vecinos que viven en esas vías, donde el alcalde, Joan Ribó, les comunica los cambios y les añade información.

Además, la página web del Ayuntamiento incluirá a partir del próximo lunes un 'banner' desde donde se podrán descargar las certificaciones de equivalencia del cambio de denominación de vía pública para los bienes inmuebles afectados. Este enlace también permitirá acceder a una certificación que identifica que el nombre antiguo y la nueva denominación corresponden a la misma calle, así como a la nueva certificación de empadronamiento.

En el mismo apartado de la web municipal se podrá consultar la carta del alcalde, el informe de la Universitat de València que ha servido como base para tomar el acuerdo de modificación y que determina qué vías incumplían la Ley de Memoria Histórica, el acuerdo del cambio de denominaciones y el folleto que se ha remitido a los vecinos de las zonas afectadas.

Ahora en portada

Comentarios