Martes, 10.12.2019 - 02:53 h

Dignifican un osario en Cuenca con restos de 495 víctimas del franquismo

Los restos de 495 fusilados durante los primeros años de la posguerra han recibido un "espacio digno" donde descansar en el osario del cementerio de Cuenca, que ha sido rehabilitado con fondos del Ministerio de la Presidencia.

Cuenca, 10 oct.- Los restos de 495 fusilados durante los primeros años de la posguerra han recibido un "espacio digno" donde descansar en el osario del cementerio de Cuenca, que ha sido rehabilitado con fondos del Ministerio de la Presidencia.

Así lo ha destacado hoy el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) de Cuenca, Máximo Molina, quien ha visitado junto a varios familiares de las víctimas el osario del cementerio municipal tras haber finalizado las obras de rehabilitación de este espacio.

En el osario reposan los restos de 495 personas de la provincia que fueron fusiladas al término de la Guerra Civil, entre 1939 y mediados de la década de los años cuarenta del pasado siglo.

Molina ha dicho que es una actuación "destacable", ya que la rehabilitación y adecentamiento del osario ha contado con el apoyo del anterior alcalde de la ciudad Francisco Pulido, del PP, y del actual regidor socialista, Juan Ávila.

El Ayuntamiento de Cuenca, entonces gobernado por el PP, autorizó en 2009 la rehabilitación del osario atendiendo una solicitud presentada por los familiares de las víctimas, mientras que la financiación de las obras ha corrido a cargo del Ministerio de la Presidencia.

El espacio rehabilitado está presidido por una gran placa con los nombres y la fecha de la muerte de las 495 personas fusiladas.

Marcelina Alcarria, de 73 años e hija de Marcelino, del municipio de Casasimarro (quien fue encarcelado al acabar la contienda y fusilado un año después en Cuenca), ha afirmado que la habilitación de este espacio es "la culminación de toda mi vida".

"Ahora sé que su recuerdo está aquí", ha manifestado emocionada, y ha subrayado: "aquí podremos venir sus familiares".

"Tienen un sitio donde descansar con dignidad", ha expresado otro de los familiares, Esteban Donate, nieto de otra de las víctimas del mismo nombre, quien ha lamentado que su abuela, fallecida hace tres años, no haya podido ver el resultado.

Donate ha asegurado que es un "motivo de gran alegría ver la lápida con el nombre", ya que antes de las obras este lugar era "un vertedero". EFE

1011121

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING