Sábado, 25.05.2019 - 07:43 h
El monumento más visitado de Vigo

El Dinoseto, la escultura inesperada que ya es el rey del 'selfie' en Vigo

El dinosaurio vegetal fue ubicado por error en una calle de la ciudad, pero su popularidad fue tal que ahora preside el centro con photocall incluido.

El Dinoseto, la escultura inesperada que ya es el rey del 'selfie' en Vigo
El Dinoseto, la escultura inesperada que ya es el rey del 'selfie' en Vigo

El pasado 19 de mayo no fue un día más para los ciudadanos de Vigo. Acostumbrados a las constantes obras de rehumanización en toda la ciudad, la calle Rosalía de Castro estaba a punto de estrenar un renovado aspecto, pero un invitado sorpresa se coló en la fiesta. Era él, el Dinoseto, un dinosaurio vegetal de tres metros de alto.

Desde el primer instante, los vigueses enloquecieron con su nueva atracción. Las redes sociales echaron humo, tanto a favor como en contra del reptil, pero lo cierto es que la escultura duró unas horas en la calle en honor a la poetisa gallega más importante de todos los tiempos.

El 'caso Dinoseto' parecía cerrado tras conocerse la noticia de que se había producido un error con su ubicación. En realidad, su destino era un Parque Ecológico en Navia, en las afueras de Vigo, donde el animal estaría resguardado de los 'flashes' de los curiosos. Sin embargo, su salto a la fama ya era imparable y Abel Caballero lo sabía.

El acalde no lo dudó, ¿que dónde lo ponemos? Pues en el centro de Vigo, para que presida la ciudad. El Tiranosaurio Rex llegó en un camión a la Plaza de la Princesa, agachado, tranquilo, sin saber la que se iba a liar (o quizá sí) en cuanto plantase de nuevo sus pies en la ciudad olívica.

Era un caluroso 16 de junio y como una estrella de Hollywood, Dinoseto acumuló en un abrir y cerrar de ojos a los sorpresivos transeúntes a su alrededor. Su postura desafiante parece tener un objetivo oculto, el de derrocar al 'Sireno', monumento emblemático de la ciudad que ahora mira de reojo a su compañero del jurásico.

A pesar de la rivalidad, Abel Caballero calmó los ánimos. La posición de Dinoseto sería meramente temporal. "Unas semanas largas" espetó el edil vigués a los fans del célebre sauro. El duelo de animales exóticos con el 'Sireno' ya no podría ser el combate del siglo... Eso sí, había motivos para la esperanza.

"Cuando llegue al parque de Navia, que tratará sobre las energías renovables, puede que ya tenga crías porque está poniendo huevos", indicó el dirigente socialista. El anuncio de que la 'saga Dinoseto' continuaría, no hizo más que aumentar su popularidad.

Los pasajeros del crucero atracado en Vigo, 'Explorer of the seas', fueron los primeros en fotografiarse con el reciente fenómeno de masas, y en un santiamén, el joven dinosaurio se las ingenió para abrirse sendos perfiles de Twitter y Facebook, donde diariamente difunde sus más íntimos pensamientos.

Como si de un Beatle se tratase, sus ansias de fama se le fueron de las manos. Fotos, vídeos, seguidores que le dedicaban cariñosamente unas 'palmaditas', inesperados visitantes nocturnos... el Dinoseto se hizo más mediático que Iago Aspas

Una agresión que salió cara

El auténtico rey del 'selfie' vigués sufrió las consecuencias de un ascenso de popularidad vertiginoso para el que sus padres políticos no estaban preparados."Es lo más fotografiado en Vigo desde el árbol de Navidad en toda la historia de la ciudad", aseguró Abel Caballero, que sabía que necesitaba mejorar la seguridad del animal.

El fervoroso cariño de los aficionados rompió la cubierta verde de Dinoseto así que surgió una idea solo a la altura de los más grandes: un 'photocall'. Ni siquiera Ellen DeGeneres, Brad Pitt y compañía gozaron de un privilegio tal en su célebre 'selfie' de los Oscar. Ahora Dinoseto también podrá sonreír en las fotos.

El 15 de agosto la escultura vegetal estrenó su nueva tarima, un artilugio perfecto para hacer las delicias del público. El amor por el Dinoseto ya es un hecho en el seno de la sociedad viguesa, y su ubicación ya será permanente.

Todo el mundo lo quiere, incluso cuando algunos indeseables intentan atacarle, jóvenes como Daniel Miguélez (25 años), acuden en su ayuda aun teniendo como consecuencia que tres individuos le propinasen varios golpes, rompiéndole el tabique nasal y un diente, entre otras heridas de menor importancia.

Esta ha sido la última noticia que ha resaltado la figura del Dinoseto hace tan solo dos días, pero de seguro que habrá muchas más. A 8 de septiembre, y con menos de dos meses en el cargo, lo único que se puede afirmar es que Rosalía de Castro ya echa de menos a su estrella más fugaz, y es que adonde va Dinoseto, es adonde va la gente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios