Lunes, 22.07.2019 - 03:57 h
Dama de la Real Orden Victoriana

Otro guiño a Kate (y no a Meghan): Isabel II le otorga la máxima condecoración

La soberana ha concedido a la duquesa de Cambridge una importante distinción con motivo de su octavo aniversario de boda.

Kate y la reina
La Reina ha condecorado a Kate con la máxima distinción / EFE

Hace ocho años, el príncipe William y Kate Middleton paralizaban al mundo con su boda, cuyas imágenes forman parte ya de la historia, pues algún día el hijo de la difunta Lady Di y del príncipe Carlos será Rey de Inglaterra. Esta fecha redonda ha servido para que la Reina Isabel II conceda a la duquesa de Cambridge la máxima condecoración real...y  todo ello en vísperas de que nazca el bebé de Meghan Markle y el príncipe Harry.

La soberana ha distinguido a Kate haciéndole gran dama de la Real Orden Victoriana, una condecoración que concede la Reina a título personal a quienes hayan contribuido a su reinado. En este caso, Isabel II y la duquesa siempre han guardado muy buena relación, algo que contrasta con lo que sucede con Meghan, con quien parece no tener tanto 'feeling'.

Por ello, esta distinción a pocos días -u horas- de que la actriz estadounidense se convierta en mamá por primera vez ha vuelto a verse en Inglaterra como una forma de la Reina de marcar diferencias entre las mujeres de sus nietos. No obstante, otros lo interpretan como un simple gesto en el aniversario de su enlace.

Además, también serviría para reforzar la figura de la futura reina consorte, pues en las últimas semanas los rumores acerca de una posible infidelidad del príncipe William han sido constantes en la prensa internacional. Hay que destacar que desde que se casó, Kate ha sido uno de los rostros más representativos de la corona británica y hasta la llegada de Meghan era uno de los personajes más admirados y queridos por su saber estar, su elegancia y su forma de vestir, que ha creado escuela.

Pero Meghan ha supuesto un soplo de aire fresco para los Windsor, con una forma de ser mucho más natural y apegada a las costumbres 'millennial', algo que le ha valido para tener muchos seguidores y también detractores. Los carácteres de las dos cuñadas son muy distintos, de ahí que se haya dicho que no se llevan bien y que incluso discutieron antes de la boda de los duques de Sussex.

Todo ello se acrecentó cuando Harry y Meghan decidieron mudarse del Palacio de Kensington -que compartían con William y Kate- a Windsor, separando así sus viviendas y sus agendas de trabajo. El carácter independiente de Meghan habría ocasionado que quisiera trabajar en sus propios proyectos, muy diferentes a los de sus cuñados. Una independencia que a la Reina Isabel le estaría costando digerir, hasta el punto que le habría prohibido usar muchas de las joyas de su colección personal. Algo que no es igual con Kate.

Ahora, con esta distinción, vuelven a saltar los comentarios acerca de las preferencias de la soberana y las diferencias de la familia con Meghan. Sea como sea, es cierto que la duquesa de Cambridge tiene a día de hoy una jerarquía mayor que la actriz y que se ha ganado en todos estos años el cariño de los Windsor y su respeto por su impecable labor a la corona. Algo que sucederá en el futuro si Meghan hace lo mismo. Aunque sea a su particular manera.

¿Qué es la Real Orden Victoriana?

La Real Orden Victoriana fue creada por la Reina Victoria en 1896 para que ella pudiera condecorar personalmente a quien le prestara sus servicios. La distinción más alta de esta hermandad es la que ha recibido Kate Middleton, la de Gran Dama o Caballero. Una vez dentro de la orden, se recibe una cruz maltesa rodeada por un anillo azul tocado con la corona Tudor.

El gobierno británico no interviene en estas distinciones, que también se pueden entregar a extranjeros, aunque la insignia será ligeramente diferente. Precisamente, la Orden tiene una reunión este viernes 3 de mayo, en la que se hará oficial la entrada de Kate.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios