Martes, 07.04.2020 - 08:13 h
Según la prensa inglesa

¿Isabel II se jubila? Empezará a delegar en el Príncipe de Gales en dos años

Aunque retendrá el trono, la monarca piensa empezar a dejar algunas funciones institucionales a su heredero.

Isabel II
Isabel II delegará algunas funciones en su hijo Charles

Isabel II sigue al frente de la monarquía británica a sus 93 años sin que nadie sea capaz de discutirle nada, pues la Reina continúa cumpliendo espléndidamente con su labor. Si bien podría estar pensando ya en empezar a dejar algunas de las funciones que viene desempeñando en los más de 60 años que lleva en el trono y pasárselas a su heredero, el príncipe de Gales.

Según los tabloides británicos, la Reina estaría pensando en ceder estas obligaciones a Charles dentro de dos años, es decir, cuando tenga 95 años. Eso sí, seguiría reteniendo el título de monarca de Inglaterra, aunque habría que activar la Ley de Regencia para que esto sea posible, ya que ahora mismo no puede otorgar a su hijo sus funciones sin más. 

De este modo, diferentes miembros de la casa real, como el Duque de Edimburgo, su esposo, deberían certificar que la soberana ya no puede seguir cumpliendo esas funciones, además de que se convertiría en su guardián, según esta normativa que data de 1937. Así, a sus 70 años, el príncipe de Gales empezaría a asumir las responsabilidades que algún día serán suyas.

De hecho, como sostienen los expertos reales, ya lo está haciendo, pues cada vez tiene más actos y reuniones importantes, sobre todo a raíz de las bodas de sus hijos. Pero todo de forma paulatina, pues la Reina querría asegurarse de que deja todo en buenas manos y bien atado antes de dar un paso atrás, ya que siente un profundo respeto por la institución que representa.

La Ley de la Regencia se aprobó en 1937 para que, en caso de que un monarca estuviera incapacitado de saludo o fuera menor de edad, otra persona pudiera cumplir sus funciones. Para ello, tres personas, entre ellas el esposo de la Reina y el presidente de la Cámara de los Comunes, tendrían que certificar que la soberana no está capacitada para ello, permitiendo así que su heredero actuara por ella.

Como es evidente, Buckingham Palace no se ha manifestado al respecto, pero la posibilidad no se considera descabellada en Reino Unido, ya que los ciudadanos son conscientes de la edad de su reina y de que cada vez está más cerca el momento del príncipe de Gales, el cual lleva mucho tiempo esperando el lugar que le está designado por tradición.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING