Jueves, 18.07.2019 - 21:45 h
Jamie Oliver

El chef que propuso echar chorizo a la paella se declara en bancarrota

El popular cocinero inglés atraviesa una delicada situación económica y su cadena de restaurantes está a punto de irse a la quiebra.

Jamie Oliver
El chef Jamie Oliver se declara en bancarrota / EFE

El imperio de restaurantes italianos de Jamie Oliver se tambalea. Hasta tal punto, que el chef se ha declarado en bancarrota, lo que ha puesto en riesgo los 1.000 puestos de trabajo que dependen de él. Se trata de uno de los cocineros más famosos y reputados de Reino Unido, el cual sembró polémica en España hace unos años cuando hizo una versión de la paella con chorizo, por la que le llovieron las críticas.

Por el momento, la consultora KPMG ha sido nombrada administradora de una cadena que incluye 23 restaurantes italianos, los famosos Fifteen y Barbecoa y el Jamie's Dinner, que está emplazado en el aeropuerto londinense de Gatwik.  El propio chef se ha expresado a través de su cuenta de Twitter y ha asegurado sentirse "profundamente devastado" por que sus restaurantes hayan acabado en esta situación.  

Además, ha querido dar las gracias a todo el personal que ha trabajado en sus establecimientos y a sus proveedores, "los cuales han puesto sus corazones y sus almas en este negocio durante más de una década. Entiendo su difícil situación". El chef puso en marcha la cadena Jamie's Italian en 2008 con la intención de añadir valor al mercado británico de restaurantes a pie de calle con una propuesta de mayor calidad y los mejores estándares de bienestar animal de sus productos, si bien 11 años después el deseo se viene abajo.

Porque la situación de tutela o administración de la empresa podría abocar a su cierre, no obstante, solo sería para los restaurantes de Reino Unido, pues los 25 que tiene la cadena en el extranjero -que están franquiciados- están al margen de esta situación. Así, entre los que están en peligro se incluyen los situados en zonas londinenses tan concurridas como Covent Garden, Picadilly Circus, Victoria Street, así como los de Birmingham, Cambridge, Liverpool, Manchester o Nottingham.

Los ingresos, en caída libre

Jamie's Italian ha llegado a esta situación después de que el pasado año sus ingresos se despeñaran hasta los 101 millones de libras (90 millones de euros), lo que le llevó a cerrar 12 restaurantes y despedir a unas 600 personas. Si bien pudo salvarse de la bancarrota gracias a la inyección adicional de 11,6 millones de euros que hizo Oliver a última hora, mientras encontraba un comprador que se hiciera cargo del negocio en tal delicado momento.

El principal problema que ha tenido la cadena ha sido la fuerte competencia que ha surgido en estos años, con nombres como Carluccio's, Byron Burger o Gourmet Burger Kitchen, con una propuesta similar y un precio más bajo. Así, ahora se da la tesitura de que los establecimientos británicos tengan las horas contadas.

De este modo, se desvanecería el sueño de Jamie Oliver, quien se hizo famoso en el año 1997 cuando lo descubrieron las cámaras de televisión mientras trabajaba en el River Cafe en Hammersmith. Su carisma y su forma innovadora de cocinar le llevaron a tener su propio espacio en televisión, el llamado The 'Naked Chef' -'El chef desnudo'-. Así, pudo tejer un imperio empresarial de diferentes restaurantes e incluso tiendas, aunque no todos sus proyectos han tenido el mismo éxito. Es más, llegó a admitir que el 40% de sus negocios han sido un fracaso.

Si los Jamie's Italian acaban cerrando no serían los primeros, pues antes lo hicieron sus cuatro tiendas de cocina, su restaurante situado en Union Jacks y también se dejó de publicar su revista de cocina hace dos años. Así, su grupo empresarial habría perdido unos 18 millones el último año, aunque sus programas y espacios de televisión y sus libros de cocina siguen prosperando, lo que le da un importante respiro en medio de tan sombrío panorama.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios