Miércoles, 18.09.2019 - 21:38 h
Sus últimos movimientos

Palacetes y equipos de fútbol: los jeques árabes regresan 'de compras' a España

Las grandes fortunas del Golfo vuelven a invertir en nuestro país. Turki Al-Sheikh, asesor de la corte de Arabía Saudí, ha comprado la UD Almería.

Turki Al-Sheikh, nuevo propietario del Almería. /Unión Deportiva Almería
Turki Al-Sheikh, nuevo propietario del Almería. /Unión Deportiva Almería

La pasada semana, Granada ocupaba portadas por el desembarco en la ciudad de un vecino ilustre muy adinerado. Tamim Bin Hamad al-Thani, emir de Qatar, compraba uno de los palacetes más emblemáticos de la ciudad, el Carmen de San Agustín, una propiedad de cerca de 6.000 metros cuadrados con unas impresionantes vistas a La Alhambra por la que ha desembolsado 17 millones de euros.

Tan solo unos días después se ha difundido que otro importante jeque árabe ha fijado sus ojos en nuestro país, esta vez en el ámbito del deporte. Turki Al-Sheikh, asesor de la familia real saudí, se convirtió este viernes en el nuevo propietario de la Unión Deportiva Almería, un club asfixiado por las deudas y muy necesitado de liquidez. La compra, que asciende a unos 20 millones de euros, se hará oficial la próxima semana. Turki Al-Sheikh se une así al jeque Al-Thani, propietario del Málaga, en el apartado de hombres de negocios árabes en el fútbol español. 

Hacía unos años que los grandes jeques árabes no hacían grandes compras en España. Aunque en los peores momentos de la crisis su dinero fue un salvavidas para muchas empresas y negocios, en los últimos tiempos habían sido las grandes fortunas asiáticas las que habían puesto sus ojos en España, comprando tanto clubes de fútbol -Valencia, Español o Atlético de Madrid (de este último ya han salido)- como grandes propiedades.

Ahora, con el resurgir de la economía española, parece que los millonarios de Oriente Medio regresan a España 'de compras' con grandes proyectos empresariales erigidos sobre sus ingentes fortunas.

Al rescate del Almería

El asesor de la familia real saudí aterriza en Almería dispuesto a hacerse con el control del club a cambio de unos 20 millones de euros, con los que se hará con el control del 96% de las acciones, que pertenecían a Alfonso García, quien llevaba desde 2003 al frente del equipo.

Según informa 'Diario de Almería', los abogados del despacho Garrigues están haciendo de intermediarios en esta operación, con la que Turki Al-Sheikh quiere desembarcar en el fútbol europeo. El hombre que ejerce de ministro en la corte real saudí y es Presidente de la Autoridad General de Entretenimiento del país, dirige también Federación Islámica de Deportes Solidarios (ISSF), el club Al-Taawoun F. C. de la ciudad de Buraida y es propietario del equipo egipcio Pyramids F.C.

De este modo, ahora llega a una de las mejores ligas del mundo con la intención de llevar al Almería a lo más alto. Ahora mismo está en Segunda División y su intención es hacer varios fichajes de renombre que lo devuelvan a Primera. Además, Turki Al-Sheikh también solventaría la elevada deuda que arrastra este equipo, que alcanza los siete millones, y que Alfonso García no ha podido reducir en estos años 16 años al 'timón'.

Además, según parece, es la propia familia real saudí la que está interesada en esta operación. Pero su objetivo, en este caso, es el estadio donde juega el Almería, el Juegos Mediterráneos, el cual pertenece al Ayuntamiento de la ciudad pero que querrían comprar y remodelar. Igualmente, tienen intención de construir una gran ciudad deportiva con siete campos, a los que llegarían jóvenes promesas del fútbol saudí para mejorar y poder jugar en Europa. 

El emir de Qatar amplia su patrimonio en España

El emir de Qatar, por su parte, se ha decidido por invertir en Granada, aunque podría haber coincidido con el jeque saudí, pues parece que se fijó primero en el equipo de la capital nazarí pero la operación no prosperó. En este caso, Tamim Bin Hamad al-Thani se ha hecho con una de las joyas arquitectónicas de la ciudad, el Carmen de San Agustín, un palacete de ensueño que pertenece a la época de dominio árabe en Andalucía.

El emir se ha gastado 17 millones en esta propiedad que pertenecía a los herederos del fundador de Puleva, Rafael Pérez-Pire. Sus seis hijos tenían repartido el carmen en diferentes partes, las cuales tenían numerosos embargos por deudas con la Seguridad Social y Hacienda, como publicó este medio. Así, hace unos años firmaron un acuerdo con el grupo hostelero Abades para dar bodas y banquetes en el palacete, algo que provocó incluso denuncias de los vecinos por el ruido que hacían.

Ahora Tamim Bin Hamad al-Thani se ha hecho cargo de esos embargos y controla esta maravillosa casa que está justo frente a La Alhambra y cuenta con 10 habitaciones, piscina y hasta pista de tenis. El emir qatarí tiene una de las mayores fortunas de las familias reales mundiales, pues se estima asciende a 1.000 millones, según el último listado de 'Business Insider'. Todo ello derivado de sus múltiples negocios, entre los que están la propiedad de la cadena Al Jaazera, el Paris Saint Germain -también tiene su equipo de fútbol- o una participación en la joyería Tiffany.

De este modo, los jeques van tomando posiciones en el entramado empresarial español asentándose con compras que les permiten manejar grandes sumas de dinero y demostrar su poderío en Europa, el territorio que siempre han querido conquistar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios