Domingo, 05.04.2020 - 03:18 h
Con 2,8 millones

La millonaria empresa (y otras más) por la que Hacienda multa a Jesús Vázquez

El presentador y su esposo tienen una compañía por la que han intentado tributar parte de los ingresos que corresponden al IRPF.

jesus vazquez
Jesús Vázquez es el último presentador con problemas con Hacienda. / EFE

Jesús Vázquez se acaba de unir a la lista de personajes televisivos y famosos que tiene problemas con Hacienda. Y en su caso, bastantes graves. Porque el presentador de Telecinco ha sido condenado a pagar a la Agencia Tributaria una multa de 2,8 millones después de que la Audiencia Nacional haya determinado que tanto él como su marido usaron "sociedades ficticias" para intentar tributar por ellas lo que realmente era IRPF. Es decir, una de las prácticas más comunes dentro del 'show business'.

El gallego no es el primero, pero sí el último, en ser pillado utilizando este mecanismo, que pasa por crear una sociedad que carece de actividad pero que se usa para tributar buena parte de los ingresos percibidos, de modo que se ahorra una importante cantidad en impuestos -para las elevadas cantidades que cobran este tipo de personajes siempre sale más ventajoso tributar como una sociedad que como una persona física-. Así, tanto Jesús como su esposo, Roberto Cortés, han sido condenados a abonar la elevad cantidad de 2,8 millones.

En concreto, se trata de la sociedad Bonpreci, que poseen a la mitad Jesús y Roberto, la cual, según la sentencia, facturó 4 millones de euros en el ejercicio 2006/2007 "en concepto de servicios profesionales, cuando era el propio Vázquez el que ejercía como de presentador, colaborador o como imagen publicitaria para las marcas". Aunque él alegó que la empresa sí tenía actividad real, pues se encargaba de vender la imagen de él y para ello tenían que llevar a cabo diferentes iniciativas, la Justicia no le ha dado la razón.

De hecho, sostiene que dicha firma no tiene ningún medio material, está domiciliada en la casa del matrimonio, no tiene empleados ni oficina y todo el vestuario y maquillaje, al igual que los medios de transporte, corren a cargo de Telecinco. En resumen, la Audiencia determina que dicha empresa no sirve para nada, pues lo que cobra Vázquez de ella lo podría percibir directamente de la cadena de televisión, eso sí, pagando los impuestos correspondientes. De ahí la elevada multa, aunque el presentador y su marido pueden recurrir. 

De hecho, él se ha defendido diciendo que lo que ha ocurrido es que se ha producido "un cambio de criterio de Hacienda con carácter retroactivo, que afecta a la manera en que muchos presentadores y colaboradores de televisión tributaban. Nosotros, hasta entonces, por consejo de nuestros asesores, confiábamos en que era la forma aceptada y correcta de tributar. El criterio de Hacienda se puede discutir en los tribunales, previo pago de la cantidad en discusión. Dicho pago se hizo en 2016, hace tres años". Además, ha señalado que piensa recurrir al Tribunal Supremo.

Los negocios de la pareja

A día de hoy, Bonpreci sigue activa y con un importante negocio. En el Registro Mercantil consta como una sociedad dedicada a "otras actividades profesionales, científicas y técnicas", por lo que no queda muy clara su utilidad, aunque según Vázquez se encarga de explotar su imagen. 

Como señalábamos antes, está dividida a partes iguales entre el gallego y su marido, Carlos Roberto Cortés, aunque es el presentador el que consta como administrador único. Además, si situación financiera es bastante boyante, sobre todo en el último año, pues se está recuperando del mal ejercicio que tuvo en 2016. Así, a día de hoy Bonpreci cuenta con un activo de más de 6 millones de euros.

En 2017 -último ejercicio con las cuentas entregadas al Registro-, la sociedad facturó 2,3 millones, un 30% más que el año anterior, cuando obtuvo 1,6 millones. Y, la buena noticia para Vázquez, es que ha logrado reducir en buena medida sus pérdidas. Porque 2016 se saldó con unos números rojos de casi 2 millones, pero en 2017 la situación se enderezó hasta tal punto que fueron 'solo' de 166.451 euros. 

Precisamente, 2016 fue de uno de los peores años de Jesús laboralmente hablando. Si en los últimos 20 ha encadenado un programa tras otro, en 2016 solo hizo 'Levántate' -un programa musical de dúos de famosos que no tuvo apenas audiencia- y estuvo como jurado en 'Got Talent' y como invitado un día en 'GH VIP'. De ahí que los ingresos de su firma fueran menores y, por lo tanto, entrara en pérdidas -un año antes había logrado beneficios de 1,6 millones-. 

Pero esta no es la única empresa que comparte el matrimonio. Por otro lado está Bretufas SL, dedicada a la gestión del patrimonio inmobiliario. En su caso, no hay depositadas cuentas en el Registro Mercantil, pero sí de su matriz, Sunset Madrid, que a su vez también está participada por Bretufas, y por Jesús y Roberto. Esta última tampoco tiene una actividad muy clara, pues al igual que Bonpreci se dedica a las "actividades profesionales, científicas y técnicas". En su caso, lleva varios años sin registrar ingresos, aunque sigue activa. Así, en el último, el de 2017, dio unas pérdidas de 124.270 euros. Su patrimonio neto es de casi 800.000 euros.

Por lo tanto, es realmente Bonpreci, la que está bajo el ojo de Hacienda, la que da buenos rendimientos a la pareja. En los 18 años que Jesús y Roberto llevan juntos han formado una pareja tanto sentimental como profesional, pues ejerce como su representante y su gestor. Este ingeniero de caminos, con el que el presentador gallego se casó en 2005, dejó su carrera en 2008 para ser el mánager de su marido, cuando éste rompió con Francesc Parellada tras un vínculo laboral de ocho años. Discreto y muy profesional, Roberto siempre se ha mantenido en un segundo plano dejando a Jesús todo el protagonismo. De hecho, no se prodigan en actos públicos juntos. Si bien es el artífice de una carrera de éxito en la pequeña pantalla, aunque parece que en el tema de fiscal no lo ha hecho como debía.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING