Martes, 10.12.2019 - 03:46 h
Sufre una depresión y una gran inseguridad

La historia de Jesy Nelson, la artista que casi se quita la vida por el acoso en redes

La británica ha abierto su corazón en un documental y ha contado su sufrimiento por el 'bullying' que le han hecho.

Jesy Nelson
Jesy Nelson forma parte del grupo británico Little Mix

Little Mix es uno de los grupos de pop más famosos del momento. La banda formada por cuatro chicas británicas lleva desde 2012 sacando éxitos al mercado y acaparando las portadas en su país, donde las cuatro jóvenes son auténticas celebridades, lo que viene siendo el sueño de cualquier chica que sueña con convertirse en cantante. Pero para una de ellas, esto ha supuesto una auténtica pesadilla.

Jesy Nelson tiene 28 años y lo que iba a ser lo mejor de su vida se convirtió en algo que casi le hace perderla. Porque la cantante, compañera de Jade Thirlwall, Leigh-Anne Pinnock y Perrie Edwards en Little Mix, ha sufrido un verdadero infierno desde que saltara a la fama con el grupo. De la noche a la mañana se convirtió en popular y, cuando eso ocurre, las consecuencias suelen ser fatales a veces. Desde entonces ha sufrido un brutal acoso en redes sociales que acabó en depresión e intento de suicidio.

En el documental 'Odd One Out', Jesy ha confesado todo lo que ha tenido que soportar en estos años, desde que las cuatro se alzaran con la victoria en 'Factor X'. Eso supuso su auge en redes, donde a esta joven le empezaron a llover las críticas y los insultos. Sobre todo, por su físico, calificándola de gorda y numerosos improperiosmás  que minaron su confianza en sí misma. La gran exposición pública que alcanzaron hizo que todo el 'bullying' que sufrió se intensificara, provocándole un problema mental.

Fue encasillada como "la gorda y fea del grupo" y cada día eran miles los comentarios malos sobre ella en Twitter, hasta el punto que llegaron a obsesionarla y se levantaba cada día buscando todo lo que decían de ella, según reveló a 'The Guardian'. "Aunque todos me decían que lo ignorara, para mi era una adición", confesó Jesy.

Así, empezó a dejar de comer llegando a estar cuatro días sin ingerir nada, solo tomando refrescos, lo que le dejaba sin fuerzas. Si bien eso hacía que luego se diera atracones, provocándole un trastorno que intenta todavía superar. De esta manera, empezó a coger miedo a cualquier cosa que supusiera exponerse, como las sesiones de fotos y los conciertos. Hasta tal punto que intentó quitarse la vida. 

Un día, en noviembre de 2013, se sentía tan mal que no quería continuar con su vida, lo que hizo que tomara numerosas pastillas, pero su novio la encontró a tiempo y llamó a una ambulancia que logró salvarle. Este hecho destrozó a sus familiares y a sus compañeras. Cuando se recuperó, este tema pasó a ser tabú y no ha sido hasta ahora cuando se ha atrevido a hablar de ello. Si bien también se planteó dejar el grupo por la presión tan grande que sentía, además del trauma que le ha dejado todo ese acoso. Jesy sigue viendo distorsionado su cuerpo y su imagen, hasta el punto que no permite a su novio verla sin maquillaje.

Ahora, Jesy ha vuelto a los escenarios -esta semana la nueva gira de Little Mix ha estado en Madrid- más recuperada y con más confianza en ella misma, aunque todavía tiene que superar ciertos problemas. Con su historia, espera poder ayudar a todas las personas que se encuentren en su situación y alertar de hasta qué punto es peligroso insultar a la gente por redes sociales bajo el escudo del anonimato.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING