Joan Ollé convierte el "Sueño de una noche de verano" en una pesadilla

  • El director catalán Joan Ollé dirigirá a partir del día 19 de noviembre en el TNC una nueva versión del clásico "Sueño de una noche de verano", que ha intentado leer "honestamente" y con la que intenta ser "contemporáneo" de Shakespeare, mostrando "una pesadilla fruto de una noche de amor".

Barcelona, 14 nov.- El director catalán Joan Ollé dirigirá a partir del día 19 de noviembre en el TNC una nueva versión del clásico "Sueño de una noche de verano", que ha intentado leer "honestamente" y con la que intenta ser "contemporáneo" de Shakespeare, mostrando "una pesadilla fruto de una noche de amor".

Considerada como la comedia más popular del dramaturgo inglés y pieza habitual en las funciones de final de curso de las escuelas, Ollé cree, sin embargo, que tiene diferentes lecturas y capas, especialmente porque Shakespeare "es siempre más moderno, más joven, más sabio que tú".

Siguiendo el texto del de Stratford-upon-Avon, el público que acuda al teatro conocerá las peripecias que ocurren en torno a la boda entre el duque de Atenas y la reina de las Amazonas y las cuitas que sufren los jóvenes enamorados Hermia y Lisandro.

Ellos no pueden casarse porque el padre de la chica la quiere en brazos de Demetrio, de quien todavía está locamente enamorada su antigua prometida, Helena.

Ollé, que sólo ha puesto en escena un Shakespeare en su vida, "Romeo y Julieta", en el año 1983, por el respeto que le tiene desde siempre, ha reconocido que, cuando recibió el encargo del director del TNC, Xavier Albertí, para enfrentarse a "Sueño de una noche de verano", estuvo tentado a decir que no.

Sostiene que se trata de la obra de un autor con el que "tienes la batalla perdida antes de empezar" y, citando al maestro Peter Brook, ha sentenciado que "el teatro debe ir siempre hacia adelante, es decir, hacia Shakespeare".

Además, no ha escondido que hasta ahora nunca había disfrutado de una puesta en escena de la obra y que, sin entrar de lleno en la trama, pensaba que se trataba de una pieza de "teatro familiar".

En cambio, ahora ha visto que es "una pesadilla fruto de una noche de amor", un sentimiento del ser humano que ha calificado de "mala bestia". "El amor -ha concluido- es profundamente antidemocrático, no tiene ningún sentido querer a una persona por encima del resto del mundo".

La obra, que se podrá ver hasta el día 18 de enero, incluye un amplio elenco de actores, tanto veteranos como Lluís Marco, Mercè Aránega, Pere Eugeni Font, Victòria Pagès, Joan Anguera y Enric Majó como jóvenes intérpretes, apenas fogueados, como Claudia Benito, Laura Pujolàs o Pau Viñals.

Mercè Aránega ha destacado de su personaje, Titania, la reina de las hadas, cómo es capaz de desencadenar una guerra y separarse del rey Oberon, con el que lleva 400 años, cuando le piden que renuncie a su hijo adoptivo.

Además, ha sostenido que en el monólogo más importante de la obra "hay un alegato ecológico" de primer orden que concluye advirtiendo al público que todo lo que ocurre en este ámbito "es culpa nuestra".

Por su parte, Lluís Marco, en el papel de Oberon, ha agradecido poder participar en este espectáculo con un director que "conserva el talento y la vehemencia de siempre, que es un pelmazo, pero talentoso", y porque "en los tiempos que corren es una proeza que haya dieciocho personas en escena, un homenaje al teatro".

El veterano Enric Majó, que será Egeo, ha incidido en el buen hacer de la nueva generación de actores "capaces de someterse a las disciplinas más clásicas", mientras que el joven Pau Viñals (Puck) ha dicho que es un placer estar en la obra, muy bien acompañado por los más experimentados y por el director.

El reparto se completa con Albert Prat, Guillermo Motos, Xicu Masó, Oriol Tramvia, Xavier Soler, Eduard Muntada, Carol Muakuku, Rosa Muñoz y los pianistas Dani Espas y Gregori Ferrer.

Además de la obra, el TNC organizará una serie de actividades paralelas, como una exposición en el vestíbulo titulada "Shakespeare en Cataluña"; la proyección en la Filmoteca de la película "Sueño de una noche de verano", rodada en 1935 por el alemán Max Reinhardt, el día 25 de noviembre, así como coloquios y conferencias.

Mostrar comentarios