La terna, decepcionada al estrellarse con una corrida "aburrida y sin fondo"

  • Madrid.- El festejo que inauguró hoy la Feria del Aniversario de Las Ventas deparó un espectáculo de lo más anodino tanto por los toros de Valdefresno, muy descastados, como por la falta de empuje por parte de los toreros, en definitiva, una corrida "aburrida y sin fondo".

Empieza el Aniversario con la misma tónica de sopor que San Isidro
Empieza el Aniversario con la misma tónica de sopor que San Isidro

Madrid.- El festejo que inauguró hoy la Feria del Aniversario de Las Ventas deparó un espectáculo de lo más anodino tanto por los toros de Valdefresno, muy descastados, como por la falta de empuje por parte de los toreros, en definitiva, una corrida "aburrida y sin fondo".

En esta tónica fueron las lacónicas declaraciones del riojano Diego Urdiales, que en una sola frase definió la corrida desde el punto de vista de los toreros: "la corrida ha sido como todos la hemos visto: muy aburrida y muy descastada, y así no hay nada que hacer".

También Pinar se lamentó de la falta de toros, aunque todavía se encargó de criticar el ambiente que se vivió en los tendidos como "insufrible", a pesar de que igualmente llegó a comprender el porqué del enfado de la gente.

"Otra tarde complicada aquí en Madrid, y bueno, esperemos que la próxima vez haya más suerte. La gente ha estado muy en contra todo el festejo, pero es que también tenían razón, de verdad a los toros les ha faltado fuerza, y, sobre todo, casta y fondo. Estaba todo a la contra, y no ha podido ser", confesó Pinar.

El tercer espada, el joven Miguel Tendero, se explayó más en sus declaraciones, aunque la esencia fue prácticamente la misma que las de sus compañeros:

"Ha sido una tarde muy cuesta arriba. Ya en mi último toro, la cima del despropósito. Estaba la gente muy cansada y ha sido complicado sacar algo en claro. Y eso que ha habido cosas buenas, por ejemplo el comienzo de mi última faena. Cuando le he pegado los dos primeros pases pensaba que el toro podía 'romper' y que se podía levantar un poco el ambiente, pero no fue así", afirmó Tendero.

Y por último, una reflexión de Tendero: "Solamente me llevo la actitud y las ganas que he puesto, pero me ha faltado triunfar. Una desilusión total. Vienes aquí a intentar abrirte las puertas de todas las plazas y ahora sólo toca seguir luchando, pensar en la próxima tarde y 'arrear' porque esto se me está poniendo muy complicado".

Los tres toreros y los periodistas, televisiones incluidas, que aguardaban en el túnel de cuadrillas la llegada de la terna para tomarles declaraciones pasaron momentos de cierto peligro por la temeridad, falta de decoro y hasta de educación de los mulilleros de Las Ventas, que echaron las mulas para adelante en plenas entrevistas, sin calibrar el riesgo de llevarse por delante al grupo.

Las caras de asombro, e incluso alguna palabra más alta que otra por parte de todos, incluso toreros, lo dice todo. Una falta de respeto, una barbaridad que pudo salir cara.

Mostrar comentarios