Martes, 19.06.2018 - 14:39 h

Aprobado el decreto del plurilingüismo para "corregir el desequilibrio" del valenciano y la falta de dominio de inglés

Aprobado el decreto del plurilingüismo para "corregir el desequilibrio" del valenciano y la falta de dominio de inglés

El pleno del Consell ha dado luz verde este viernes al decreto de plurilingüismo educativo, que comenzará a aplicarse el próximo curso en el segundo ciclo de Infantil y las aulas experimentales de dos años y que pretende "corregir los desequilibrios de competencia y uso del valenciano en el conjunto de la población escolarizada y la falta de dominio efectivo del inglés como lengua de comunicación internacional".

La vicepresidenta, Mónica Oltra, ha explicado que este nuevo marco nace "como consecuencia del fracaso de anteriores normas que no han dado respuesta a las necesidades de la sociedad" porque el decreto vigente hasta la fecha "partía de la falsa premisa de la equiparación de castellano y valenciano" en el uso social.

El decreto, que culminará su implantación en 2023 en Bachillerato, regula la enseñanza y el uso vehicular de las lenguas curriculares, y la presencia en el itinerario educativo de lenguas no curriculares existentes en los centros, en la enseñanza no universitaria.

Oltra ha explicado que con esta norma "se define el sistema escolar valenciano como un sistema educativo plurilingüe que tiene como lenguas curriculares el valenciano, como lengua propia; el castellano, como lengua oficial del Estado; el inglés, como lengua de comunicación internacional" y, como novedad permite tener en cuenta "otras lenguas que puedan ser familiares o asociadas a fenómenos migratorios o que tengan presencia según la realidad de cada centro".

Según ha dicho, el valenciano será la lengua de uso general en la administración educativa y los centros deberán promover su uso "normal", en tanto que la formación del profesorado para la capacitación para impartir clase en diferentes lenguas es uno de los puntos más importantes. Se exigirá, ha precisado, un C1 para acreditar esa competencia lingüística.

La Conselleria distribuirá formadores plurilingües por el territorio con el objetivo de asesorar a los equipos docentes de los centros educativos y generar materiales didácticos que permitan realizar tratamientos integrados de lenguas en las aulas.

Además, Oltra ha destacado que se incorpora la evaluación del modelo cada cuatro años, cuando se contrastarán los resultados y el nivel de competencia de cada centro.

Según ha dicho, respecto al borrador inicial de la Conselleria se han hecho cambios al aceptar todas las objeciones planteadas por el Consell Jurídic Consultiu (CJC), aunque ha precisado que "no eran sobre el fondo del asunto, sino más de cuestiones normales, de legalidad formal".

NIVELES

El modelo plurilingüe se estructura en tres niveles: Básico, Intermedio y Avanzado. Las diferencias entre niveles son la distribución de horas vehiculares en las tres lenguas en asignaturas no lingüísticas y otros elementos de refuerzo de competencia oral. Es decir, cuántas horas se hacen en inglés, en valenciano y en castellano, dada la situación sociolingüística de cada entorno educativo.

El decreto cuenta con la incorporación del área de Competencia Comunicativa Oral, que consiste en sesiones de libre configuración para practicar cualquiera de las dos lenguas oficiales o el inglés, según el nivel.

En este punto, Oltra ha subrayado que este decreto refuerza la oralidad en la enseñanza de lenguas extranjeras, especialmente el inglés, porque "mucha gente ha dado muchos años inglés, gramática, y a la hora de hablarlo encuentra muchas dificultades", por lo que se pretende usar la conversación como herramienta de aprendizaje.

El objetivo de estas sesiones es aumentar la comprensión y la expresión de ideas sobre los temas más próximos; dotar de herramientas comunicativas para desarrollarse con éxito en la mayoría de situaciones cotidianas y describir experiencias y deseos, así como expresar la opinión mediante herramientas como por ejemplo: los proyectos interetapa, apoyos audiovisuales o musicales, juegos de ingenio y dramatizaciones.

El decreto está basado en el aprendizaje integrado de lenguas (AICLE): lo que se aprende en la clase de valenciano sirve para la de inglés, los contenidos de castellano sirven para aprender valenciano, etc. Las lenguas no son compartimientos estancos, y no se pueden tratar como tales.

ELECCIÓN DEL CENTRO

Los centros educativos propondrán qué nivel dentro quieren tomar como punto de partida, en una decisión avalada por 2/3 del Consejo Escolar, y la Administración será la que validará y aprobará esa propuesta.

Además, la Conselleria de Educación certificará los niveles de competencia lingüística en valenciano y en inglés a los niveles intermedios y avanzados del programa. De esta manera, buena parte del alumnado tendrá títulos en lenguas sin tener que examinarse en la JQCV o en las escuelas oficiales de idiomas.

Aparte de la educación obligatoria, este decreto tiene en cuenta también los enseñanzas de Formación Profesional y Formación de Adultos, que hasta ahora no se incorporaban a la normativa de plurilingüismo.

El nuevo decreto que se presenta está hecho desde una perspectiva no solo educativa, sino también social. Así, también se establecen los mecanismos de colaboración con la futura corporación de radio y televisión públicas, por ejemplo, a los que se pide la emisión de materiales en inglés, además del valenciano vehicular, para reforzar socialmente el plurilingüismo.

Ahora en portada

Comentarios