Miércoles, 22.11.2017 - 12:26 h

LA CNSE EXIGE EL PLENO DESARROLLO DE LA LEY QUE REGULA LAS LENGUAS DE SIGNOS COMO GARANTE DE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS SORDAS

La Confederación estatal de Personas Sordas (CNSE) ha hecho público un manifiesto por el Día Internacional de las Personas Sordas, que este año congregará en Madrid el próximo día 30 de septiembre a miles de personas sordas bajo el lema 'Lengua de signos: un derecho humano y fundamental', en el que reclama el desarrollo de la ley que regula las lenguas de signos.
Este lema pretende poner de relieve que, para las personas sordas y sordociegas usuarias de la lengua de signos, esta lengua es más que una opción. Es una necesidad. “Quienes utilizamos la lengua de signos en España formamos parte de una comunidad lingüística y cultural, tan válida y necesaria como cualquier otra. Y así queremos que se nos reconozca”, señaló la entidad.
En el manifiesto, la CNSE plantea diferentes medidas para erradicar las innumerables barreras y prejuicios que no solo dificultan las vidas de las personas sordas, sino que les restan oportunidades. “Vivimos en un mundo donde sufrimos fuertes discriminaciones por el hecho de ser personas sordas: en la educación, en el empleo, en el uso de la lengua de signos, en el acceso a los servicios socio-sanitarios, a la justicia, en los medios de comunicación, en el disfrute de la cultura, en el acceso a las ayudas técnicas y tantos otros. A pesar de los avances, las personas sordas todavía no somos iguales en derechos”, señaló.
La entidad recordó que 10 años después de su promulgación, la Ley 27/2007 de 23 de octubre, que reconoce por primera vez la lengua de signos en España, aún no se ha desplegado en su totalidad. “Se trata de una ley muy esperada que prometía garantizar nuestra participación plena en igualdad de condiciones que el resto de ciudadanas y ciudadanos”.
La Confederación y toda su red asociativa exigen el cumplimiento de esta norma, fruto de una intensa reivindicación. “Ha de ser implementada por el Estado, y desarrollarse en todas las comunidades autónomas por igual contando con presupuestos suficientes”, manifiestan. “Demandamos que el futuro Reglamento que desarrollará la Ley 27/2007 sea práctico y útil avanzando en la mejora real de las condiciones de accesibilidad a la información y la comunicación de las personas sordas y sordociegas, protegiendo y promocionando la lengua de signos en tanto que idioma y lengua de cultura, sirviendo de modelo para todas los territorios y contemplando una dotación económica que garantice llevar a cabo todas las medidas que se establezcan”.

Ahora en portada

Comentarios