Miércoles, 22.11.2017 - 08:53 h

Marcolongo, autora de 'La lengua de los dioses': "La lengua también es política, pero primero van los seres humanos"

La investigadora Andrea Marcolongo publica 'La lengua de los dioses. Nueve razones para amar el griego' (Taurus) en la que busca arrojar luz sobre cómo se hablaba en la Grecia de Platón o Sócrates con una lengua que, "como todas, es política", aunque matizando este concepto.

Marcolongo, autora de 'La lengua de los dioses': "La lengua también es política, pero primero van los seres humanos"

"Es un concepto de política que se confunde hoy en día con la administración, pero con los griegos tenía que ver con los seres humanos, una visión del mundo. Y la lengua dice muchísimo de nosotros, cualquier palabra que utilicemos dice mucho mas de civilización que cualquier otra cosa", ha explicado en una entrevista con Europa Press.

No obstante, Marcolongo ha recordado lo que pasó con el griego clásico tras la expansión del imperio de Alejandro Magno. "Era un imperio que iba de Europa a Asia y todos tenían que hablar griego, lo que dividió a los pueblos, que solo podían utilizar sus idiomas en casa. De ahí que crea que primero son los seres humanos y luego las lenguas, y no al revés", ha defendido.

Sin querer pronunciarse sobre la relación entre Cataluña y España, sí ha comparado la "cuestión lingüística" con la Grecia clásica. "Siempre se ha creído que el griego que hablaba Platón era una sola lengua, y no es así, porque había muchos dialectos en realidad. Daba igual si vivías en Atenas y hablabas ático o si vivías en Lesbos y hablabas eólico: era un conjunto de lenguas unidas por el sentimiento de nacionalidad griega", ha apuntado.

BEST SELLER EN ITALIA

'La lengua de los dioses' se ha convertido en la sorpresa editorial en Italia un año después de su publicación --donde ha alcanzado los 150.000 ejemplares--. Marcolongo reconoce lo "increíble" que resulta que una joven de 29 años haya conseguido "poner de moda" una lengua que muchos dan por muerta.

"No es un libro sobre Grecia, ni un manual ni una demostración de erudición. Simplemente, es una obra que tiene muchas partes de mi vida, de alguien que ha dedicado una parte importante a estudiar el griego clásico, que no sacaba buenas notas muchas veces y que, después de quince años, no había entendido muchas cosas", ha señalado.

Entre esas cosas, conceptos como el género dual --"que no solo habla de dos personas, sino de una pareja o incluso de la maternidad", ha explicado-- o el paso del tiempo, que para los griegos no era importante en cuanto al pasado, sino a las consecuencias que tiene ese pasado.

DESMITIFICAR A LOS GRIEGOS

No obstante, uno de los principales objetivos de este libro también ha sido el de "desmitificar" a la sociedad griega. "Quería bajarlos del pedestal y decir por ejemplo que sí, que la palabra democracia es griega, pero que entonces solo votaban 200 personas y no era un sufragio universal", ha aseverado.

"Yo soy mujer y, si hubiera nacido en Atenas, habría tenido varias posibilidades: ser esclava, prostituta o estar en casa encerrada desde los 14 años para ser madre. Siempre hemos idealizado a los griegos y yo intento reducir esa distancia y quitar esa pátina de perfección", ha matizado.

De cualquier manera, Marcolongo también habla de las aportaciones de esta civilización, como esos libros que considera incluso 'mainstream', 'La Ilíada' y 'La Odisea'. "Todo lo que hay que saber de los seres humanos está ahí: el amor, la guerra, la adolescencia... En cualquier caso, los griegos no lo leyeron por eso, sino porque tenía un valor político: antes de Homero, nadie había definido la diferencia entre ser griego y ser bárbaro", ha concluido.

Ahora en portada

Comentarios