Domingo, 22.09.2019 - 15:11 h

El historiador Robert Goodwin afirma que en España, más que crisis política, "hay una crisis psicológica"

El historiador Robert Goodwin afirma que en España, más que crisis política, "hay una crisis psicológica"

El historiador y escritor inglés Robert Goodwin afirma que más que crisis política y económica en España, lo que hay es una "crisis piscológica". "Desde fuera no se ve a España tan mal", ha señalado Goodwin, quien en cambio, entiende que los españoles sí lo vean todo peor que los no españoles, ya que, sin ir más lejos, España es un país donde cuatro partidos políticos son incapaces de llegar a un acuerdo para formar gobierno, según explica.

Así lo ha afirmado este jueves 28 de abril en Madrid durante la presentación a los medios de la que es su primera obra traducida al español, 'España. Centro del mundo', ensayo histórico en el que retrata el Siglo de Oro español, una "versión de la historia muy asequible", según ha indicado.

El libro recoge la historia de España del 1519 al 1682, periodo en el que sus dominios se extendían desde los Países Bajos, Bohemia, Alemania e Italia a través de los océanos, hasta México, Perú, California en una dirección, y a través del Mar del Sur hasta Filipinas. Durante estos años, floreció una gran corriente cultural que se manifestó en campos como el de la literatura, con Miguel de Cervantes, Quevedo o Lope de Vega, o el de la pintura, con Velázquez, Murillo o Zurbarán. En cambio, este periodo coincidió con el declive del imperio en el ámbito político-económico.

Goodwin se declara defensor de la hipótesis que mantiene que cuando se produce una crisis política o económica, florecen nuevas corrientes culturales y artísticas, y niega que hoy en día eso no suceda. En este sentido, mantiene que hoy en día esas nuevas corrientes culturales se han manifestado en otros ámbitos como, por ejemplo, el mundo culinario o el campo de la informática, así como en el denominado "espíritu hipster".

Aun así, Goodwin piensa que la situación económica que vivía por entonces España no era "como se pensaba". Según expone el historiador, la riqueza que tenía por entonces el imperio, que muchas veces provenía de las Indias, era dinero "que no se declaraba", y cita como ejemplo la recaudación de impuestos en el consulado de Sevilla de mano del Conde Duque de Olivares.

PUEBLOS "UN POCO CATETOS"

La idea de escribir sobre este periodo en España es "insistir" al público angloparlante sobre la importancia que tuvo este país durante los siglos XVI y XVII. "En Inglaterra la marca España vende", ha manifestado el autor, quien explica que esto se debe, en parte, a la fascinación que siente su generación por este país cuando visitaban España en los años 80 y 90. Según expresa, 'España. El Centro del mundo' está dirigido a estudiantes y universitarios, pero sobre todo, a un "lector general culto".

Pero en especial, va dirigido a los norteamericanos, según ha señalado Goodwin, pues para él los estadounidenses tienen una "relación con la historia de España muy particular" y, en el caso del Siglo de Oro, "no se ha reconocido lo suficiente" en el extranjero. "Todos los pueblos somos un poco catetos", ha dicho al respecto.

Preguntado sobre el poco reconocimiento que los españoles dotan a su propia historia y pasado, Goodwin ha realizado una comparación entre la sensación imperante en los ingleses con respecto a su pasado y la de los españoles con el suyo. "En Inglaterra, el inglés puede convencerse de que nosotros nos hemos deshecho del imperio", ha indicado Goodwin, mientras que explica que, en el caso de los españoles, esa sensación es más de pérdida.

CERVANTES Y 'EL QUIJOTE'

Para el autor, aun 400 años después de aquella época, sigue permaneciendo en los españoles un "básico sentido del honor", mientras que este sentimiento es distinto en el mundo anglosajón, donde se guían "a base de la economía". "La única moneda es el dinero, pero aquí [España] es más complicado, por la relación personal del individuo con la sociedad, con los demás", ha explicado. Así, para él, este sentido del "humanismo" queda reflejado en, por ejemplo, 'Las Meninas' de Velázquez o en 'El Quijote' de Cervantes.

Precisamente, 'España. Centro del Mundo' se reserva un epígrafe entero a 'El Quijote' de Miguel de Cervantes, así como a su autor e incluso a su familia, escritor del que se celebra este año su IV centenario de su muerte. "Cervantes tiene un papel importante en el libro", señala el escritor británico, quien destaca de él que era "un individuo normal" cuya vida parecía "de novela".

Para el historiador, los españoles sí saben valorar la figura de Cervantes, pero a su juicio, no comprenden cuál fue su legado: "Sí, si hay una figura en la cultura española apreciada, es Cervantes, y lo que no creo que se entienda muy bien aquí es la influencia que ha tenido Cervantes en la literatura extranjera".

Por eso, según añade, intenta reflejar en un capítulo la influencia de la obra de 'El Quijote' en la novela clásica inglesa del siglo XVIII. "Todos leían 'El Quijote", ha subrayado el autor, que incide en que este epígrafe está dirigido al lector inglés.

Además de cumplirse el IV centenario de la muerte de Cervantes, también se celebra la misma efeméride del literato inglés más consagrado, William Shakespeare. "Estoy hasta aquí de Shakespeare", ha concluido en tono de broma el historiador, tras ser preguntado sobre las continuas comparaciones entre ambas celebraciones en sus respectivos países.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios