Viernes, 20.10.2017 - 11:00 h

Las librerías ya no sólo venden libros

Las librerías se reinventan como lugar de encuentro de lectores y no sólo como punto de venta de libros. Los libreros se especializan en temáticas o en géneros independientes y los anaqueles llenos de libros comparten espacio con actividades paralelas como los clubes de lectura, cursos, cafés, restaurantes o exposiciones.

Las librerías ya no sólo venden libros

La crisis ha generado una caída de la venta de los libros, pero no de las inquietudes de los lectores. Cada vez más, el público acude a las librerías que se han especializado para realizar las actividades complementarias que ofertan.

Así, lo confirma Marta Noviembre, de EntreLíneas LibreBar. Este establecimiento vende libros de editoriales independientes y autopublicaciones, pero también realiza recitales de poesía, presentaciones de libros, reuniones de lectura y exposiciones fotográficas en un espacio que difumina la denominación de bar con la de librería para generar un nuevo concepto, librebar.

La librería Apunto es otro espacio temático, como así señala Sara Cucala, en el que la oferta de libros gastronómicos se complementa con cursos de cata de vinos, clases de cocina tradicional y también internacional con chef de renombre. Las actividades de este centro cultural del gusto, como así lo definen sus fundadoras, abarcan desde la presentación de libros hasta los brunchs dominicales donde los alumnos aprenden a cocinar, se llevan sus platos y escuchan a un músico de jazz tocar en directo.

Ahora en portada

Comentarios