Lunes, 25.05.2020 - 04:41 h

Los abuelos roqueros de "Forever young" llegan a Barcelona con Tricicle

Barcelona.- Los seis abuelos roqueros del musical "Forever young" llegarán al Teatro Poliorama de Barcelona el próximo 20 de septiembre de la mano del Tricicle, que ha introducido fragmentos de temas de Sisa y Serrat para acercarse al público catalán.

Los abuelos roqueros de "Forever young" llegan a Barcelona con Tricicle

Barcelona.- Los seis abuelos roqueros del musical "Forever young" llegarán al Teatro Poliorama de Barcelona el próximo 20 de septiembre de la mano del Tricicle, que ha introducido fragmentos de temas de Sisa y Serrat para acercarse al público catalán.

No obstante, la versión que llega ahora a Barcelona es muy parecida a la que pudo ver el público madrileño el pasado mes de marzo y que después ha hecho gira veraniega por España, según ha explicado hoy uno de los miembros de Tricicle, Paco Mir.

Ambientado en 2050, "Forever young" cuenta cómo es el día a día de seis ancianos que viven en un geriátrico sin nada que hacer, excepto esperar la muerte, y de la enfermera encargada de su cuidado.

Sin embargo, estos seis personajes no están dispuestos a desperdiciar sus últimos días de vida y pronto transforman su mísera existencia una continua diversión.

Al ritmo de clásicos como "Forever young", de Alphaville; "I will survive", de Gloria Gaynor; "You can leave your hat on", de Joe Cocker; o "Sweet dreams", de Eurythmics, Tricicle pretende que el público barcelonés se tome a risa un tema que no parece divertido, como es la vejez.

Estos mismos temas estaban presentes en la versión original estrenada en Hamburgo hace once años y que Tricicle descubrió hace un año en Noruega.

En la versión española estrenada en Madrid, el Tricicle ha incluido "La chica de ayer", de Nacha Pop, "Libre", de Nino Bravo, y clásicos de Camilo Sesto, a los que ahora se suman fragmentos de canciones de Joan Manel Serrat y Jaume Sisa.

"El tema de la vejez y de la posibilidad de mantener el espíritu joven es un tema universal, pero hemos querido acercarnos al público catalán con algunos guiños, como el hecho de que una de las protagonistas estuvo de joven en el Canet Rock y otro fue una indignada de la plaza Cataluña", ha aclarado Mir.

No obstante, el castellano sigue siendo el idioma de esta versión, protagonizada por María Adamuz, Jacobo Dicenta, Dulcinea Juárez, Armando Pita, Edith Salazar y Rubén Yuste, que se interpretan a sí mismos dentro de cuatro décadas.

La acción está ambientada en una residencia para actores jubilados que viven tiranizados por una fornida enfermera interpretada por Edith Salazar.

El musical llega a Barcelona en un momento en el que la cartelera está repleta de obras de este mismo género, pero el Tricicle confía en que funcione el boca oreja, "de la misma manera que ha funcionado en el resto del Estado" y "tal como funcionó "Monty Python's Spamalot".

"No es un musical clásico, sino una obra de teatro con momentos musicales", ha apuntado Paco Mir, que ha definido la obra como "una comedia con momentos emotivos que pueden hacer aflorar la lagrimita".

"Pero sin ñoñerías", ha añadido Carles Sans, también miembro del Tricicle y director de la adaptación de este "canto a la vida", que pretende animar a los presentes a "no perder nunca las ganas de vivir".

Por su parte, los actores han explicado que para ponerse en el papel "sólo" han tenido que "sacar el viejo" que llevan dentro y darle libertad para hacer gamberradas.

Los actores son "por encima de todo buenos cantantes", según Mir, que decidió cuidar "especialmente" este aspecto porque los seis protagonistas "tienen que interpretar canciones conocidas por todos" y el público "quiere escuchar una buena versión".

"Hemos decidido dejar las canciones en su idioma original porque son referentes, iconos de la música que creemos que habrían perdido su esencia si las hubiéramos traducido", según Sans.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING