Lucrecia Martel exhibe en Venecia un corto de inquietante elegancia femenina

  • La cineasta argentina Lucrecia Martel presentó hoy en el 69 Festival Internacional de Cine de Venecia su corto "Muta", con el que participa en el proyecto cinematográfico "Women's Tales", promovido por la línea de moda italiana Miu Miu.

Miguel Cabanillas

Venecia (Italia), 31 ago.- La cineasta argentina Lucrecia Martel presentó hoy en el 69 Festival Internacional de Cine de Venecia su corto "Muta", con el que participa en el proyecto cinematográfico "Women's Tales", promovido por la línea de moda italiana Miu Miu.

La cinta, de 6 minutos y medio de duración, fue proyectada ayer por primera vez en la Ciudad de los Canales junto a los otros tres cortos que componen este proyecto, que se presentó este viernes a los medios de comunicación dentro de la sección paralela de las "Jornadas de Autor" de Venecia.

El corto de Martel, una de las cineastas que han participado en "Women's Tales" junto a la italiana Giada Colagrande, esposa del actor estadounidense Willem Dafoe, se centra en la figura de una serie de mujeres a las que no se les ve el rostro y que transmiten inquietud con unos movimientos propios de los insectos.

En un barco fondeado en medio de un paisaje tropical, esta serie de misteriosas mujeres, encarnadas por las modelos María Alché, Julia Anderson, Cecilia Barrios, Emilienne de Souza, Piren Larrieu Iturre, Rocío Núñez, Florencia Ramaccioni y Rocío Somoza, sufrirán una transformación que terminará de redondear el halo de surrealismo que envuelve el corto.

"Ese barco lo conocí navegando por el río Paraná. Me gustó mucho y quería filmar ahí. Pensé que era una buena idea. Me gustan mucho las ideas 'clase B' y me gustan mucho las películas con barcos fantasmas, pero en el río Paraná, más que fantasmas, hay insectos", afirmó Martel durante la rueda de prensa de presentación en Venecia.

"Me pareció una buena idea mezclar divas del cine con insectos en un barco fantasma. Les di este componente de diva a los insectos, aunque bien podrían ser cucarachas en un barco abandonado. Pero las divas funcionaban un poco mejor en la película", añadió.

La cineasta argentina, presente ayer en la Sala Darsena para la proyección oficial del corto, aseguró que "Muta", donde se luce una colección de ropa inspirada en los años cuarenta, más que cine negro se clasifica dentro del género de "clase B".

Martel abordó además una de las cuestiones de las que más se habla en este Festival de Venecia, la mayor proporción de mujeres en la dirección de las películas que participan en él en relación con otras ediciones.

"Me sorprende que el porcentaje de directoras siga siendo en el mundo bastante pequeño. Sin embargo, en Argentina creo que no es así. En nuestro país hay una cantidad de directoras jóvenes impresionante. Fácilmente puedo contar treinta", afirmó la directora.

"En general pienso que a veces la historia del cine depende de cosas muy frágiles, lo digo respecto a la participación de la mujer en el cine. Y esas cosas frágiles nos hacen ver lo absurdo de que no haya tantas mujeres directoras en el cine", agregó.

Martel explicó que, para su generación, que en la Argentina de los primeros años ochenta era adolescente, no resulta tan extraño ver a mujeres dirigiendo y produciendo cine, pues ya entonces pudieron ver la película "Camila" (1984) dirigida por María Luisa Bemberg y producida por Lita Stantic.

"Es notable cómo en mi generación hay una cantidad enorme de directoras y productoras. Los grandes impedimentos de la historia a veces son estúpidos. Un pequeño accidente a veces genera una gran transformación. A veces uno piensa en la historia como una cosa gigantesca imposible de transformar, y a veces son accidentes los que cambian las cosas", apuntó.-

Mostrar comentarios