Viernes, 03.04.2020 - 07:41 h

Manifestantes rompen dos vitrales modernistas de sede del distrito de Sants

Unas 300 personas se han manifestado hoy en Sants en protesta por la orden de desalojo del edificio de Can Vies y, al llegar frente al edificio de la sede del distrito, algunos de ellos han arrojado huevos, pintura y piedras, que han roto dos vitrales modernistas que tienen cien años de historia.

Barcelona, 22 mar.- Unas 300 personas se han manifestado hoy en Sants en protesta por la orden de desalojo del edificio de Can Vies y, al llegar frente al edificio de la sede del distrito, algunos de ellos han arrojado huevos, pintura y piedras, que han roto dos vitrales modernistas que tienen cien años de historia.

La manifestación, que no había sido comunicada legalmente, ha concluido sobre las 14:30 horas sin más incidentes trascendentes y había sido convocada por una plataforma de apoyo a Can Vias, un edificio histórico situado junto a las vías el metro en Sants que desde hace 17 años funciona como un centro social 'okupado'.

Según ha informado a Efe una portavoz del ayuntamiento, los manifestantes han arrojado piedras y otros objetos contundentes contra la fachada y han roto al menos dos vitrales históricos que habían sobrevivido incluso a la Guerra Civil.

El ayuntamiento, que valorará la próxima semana los daños, los considera inicialmente cuantiosos al tratarse de vitrales modernistas, que datan de 1914, por lo que ha anunciado que denunciará los hechos ante los Mossos d'Esquadra y se personará como acusación contra las personas que han dañado el patrimonio artístico y cultural de la sede del distrito.

El edificio del distrito de Sants es un edificio que se construyó en 1914 y este año celebra su centenario, por lo que el ayuntamiento ha lamentado el daño causado en los vitrales, que no podrán ser reparados a tiempo para la celebración.

Según han informado los convocantes, la manifestación se ha organizado porque el juzgado ha autorizado a los Mossos d'Esquadra a desalojar el edificio de Can Vies a partir entre el 1 y el 30 de abril.

"Es un espacio que lo hemos hecho entre todos, lo sentimos como nuestro y no nos lo podemos dejar tomar por TMB y el Ayuntamiento de Barcelona, porque el desalojo es una decisión política, del concejal Jordi Martí -regidor de Sants- y del alcalde Xavier Trias, que es el presidente de TMB", ha señalado una portavoz de los manifestantes, que ha leído un manifiesto frente a la sede del distrito.

Ante la orden de desalojo del inmueble, los manifestantes, que han contado con el apoyo de varias entidades vecinales, han coreado lemas contra la orden y contra el ayuntamiento y se han conjurado para "demostrar ahora más que nunca nuestra fuerza para parar el desalojo".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING