Domingo, 19.11.2017 - 02:51 h

El Gobierno notifica a medios catalanes la prohibición de emitir el anuncio del 1-O

La Generalitat lanzó el lunes el primer anuncio en TV3, aunque lo hizo sin mencionar ni citar la palabra referéndum. Por eso ha sido calificado por Rajoy como "fantasma".

Mariano Rajoy ha solicitado al Tribunal Constitucional que se lo comunique a la Corporación catalana de medios, formada por TV3 y la radio pública catalana.

Le interesa leer: informes internos del Ibex vaticinan una debacle de la economía catalana.

El Gobierno estima que el nuevo plan de carreteras creará 189.000 empleos

Mariano Rajoy ha puesto la máquina en marcha para lograr la nulidad del referéndum. Ya ha solicitado a la Abogacía del Estado que acuda ante el Tribunal Constitucional a pedir que se impugne la ley de ruptura y va a presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la aprobación de la misma.

"Esa consulta, por más que se pretenda imponer de forma atropellada, chapucera e ilegal, no se va a celebrar", ha afirmado sobre el referéndum anunciado para el 1-0. Rajoy también ha solicitado al Tribunal Constitucional que se notifique a los alcaldes, los altos cargos de la Generalitat y también a los medios públicos catalanes alguna de las suspensiones de decisiones adoptadas por el Parlamento de Cataluña.

Además, a través del Constitucional, ha notificado a la Corporación catalana de medios, formada por TV3 y la radio pública, que no emitan publicidad relacionada con el proceso soberanista y que se abstengan de emitir el anuncio en el que se fomentan la participación en el 1-O.

Un spot que emitió TV3 el pasado lunes por la noche en el que sus promotores se curaban en salud al no citar la palabra referéndum para no una incurrir en una ilegalidad. Un anuncio "fantasma", como ha declarado Rajoy, en el que unas vías del tren se dividen en dos y que finaliza con la siguiente frase: “Naciste con la capacidad de decidir, ¿renunciarás?”. 

Después de la emisión de este anuncio, este diario informó sobre la decisión de los grandes grupos audiovisuales del país de no emitir publicidad del referéndum hasta que el Tribunal Constitucional no calificara el proceso como legal. 

De hecho, si esto ocurriera, las cadenas estarían en la obligación legal de ofrecer la publicidad institucional de la Generalitat Catalana, tal y como ordena su legislación.

Los otros tres decretos aprobados por el Consejo de Ministros son contra la ley del referéndum, el propio decreto de convocatoria y la resolución de la Cámara catalana por la que se ha designado a cinco miembros de la Sindicatura Electoral.

Ahora en portada

Comentarios