Jueves, 22.08.2019 - 07:34 h
Exclusivo viaje

Meghan se gasta medio millón de dólares en su 'baby shower' en Nueva York

La duquesa de Sussex ha hecho viaje relámpago a la Gran Manzana para celebrar la famosa fiesta antes de la llegada de su bebé.

Meghan
Meghan habría gastado medio millón de dólares en su 'baby shower'/ EFE

Un viaje que ha durado cinco noches y ha tenido un coste de medio millón de dólares (440.000 euros). Esa es la factura que habría generado Meghan Markle en su viaje sorpresa a Nueva York para celebrar con sus amigas la 'baby shower' de su bebé. Una fiesta de bienvenida para el pequeño antes de que llegue al mundo muy tradicional en la cultura anglosajona que cada vez se celebra en más partes del mundo.

La duquesa partió a la Gran Manzana el pasado fin de semana y regresó a Londres el miércoles por la noche en un exclusivo jet privado que, según el 'Daily Mail', tiene un coste de 125.000 dólares por viaje. Es decir, que entre la ida y la vuelta Meghan habría gastado 250.000 dólares (220.000 euros) en la aeronave, que tardó unas seis horas en cubrir la distancia entre ambas ciudades.

Según el seguimiento que ha hecho la prensa en estos días a Meghan, que ya está embarazada de siete meses, se ha alojado en un exclusivo hotel del Upper East Side que tendría un coste de 75.000 dólares (66.000 euros) por noche. En él se celebró la fiesta para el bebé, a la que estaban invitadas amigas como Amal Clooney -que es íntima de la exactriz- o la tenista Serena Williams

El pasado lunes, un portavoz del palacio de Kensington, residencia oficial de los duques de Sussex hasta que se muden a Frogmore Cottage, confirmó el viaje de Meghan y señaló, para despejar dudas, que no tendría cargo al erario público porque se financiaba "de forma privada". Una escapada que se cifra, de este modo, en un total de medio millón de dólares. Casi nada para cinco días.

El avión privado favorito de Hollywood

El jet privado alquilado por la duquesa, el modelo Gulfstream G450, es uno de los favoritos por las estrellas de Hollywood para sus desplazamientos, algo que Meghan debe saber bien porque hasta hace poco formaba parte de esta comunidad. Tiene una capacidad para 16 pasajeros y se considera que tiene la cabina de vuelo más avanzada de la aviación de negocios, con pantallas de cristal líquido de 14 pulgadas dispuestas en formato paisaje y un sistema de vista mejorada para facilitar la labor de los pilotos. 

También cuenta con ducha, sofá para tres personas y una cocina completa con incluso horno por si a los pasajeros les apetece comer durante el vuelo. La prensa británica especula ahora con quién habría pagado la factura de semejante avión, pues podrían haber sido Harry y Meghan o alguno de sus millonarios amigos. 

No obstante, esta no es la primera vez que Meghan toma una avión privado, pues junto a Harry ha volado a veces en este tipo de jets, algo habitual en la realeza, aunque disponen de sus propios aviones a su servicio. Si bien para este especial viaje, en el que la joven está ya en un avanzado embarazo, ha querido contar con uno de los más cómodos y seguros del mundo. Y también costoso.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios