Domingo, 22.09.2019 - 06:55 h
Su asistente ha dejado de trabajar con ella

Meghan ya está de baja: no habrá más actos oficiales antes de que nazca el bebé

La duquesa de Sussex fue la gran protagonista del Día de la Commonwealth, una jornada en la que vistió prendas por valor de 20.000 euros.

Meghan Markle
Meghan ya ha empezado la cuenta atrás para que nazca su primer hijo / EFE

La cuenta atrás ya ha empezado oficialmente. Meghan Markle y el príncipe Harry ya cuentan los días que les quedan para ver la carita al que será su primer hijo, cuyo nacimiento está previsto para el próximo mes de abril. Y aunque el pasado lunes vimos a la duquesa radiante durante los actos del Día de la Commonwealth -con doble cambio de (caro) vestuario incluido-, el embarazo ya le va pasando factura, por lo que de aquí a que dé a luz, Meghan no volverá a aparecer en ningún acto oficial. Es decir, la duquesa está oficialmente de baja.

Así lo adelantan medios como 'Vanity Fair' o 'Daily Mail', que indican que fuentes de Buckingham les han confirmado que no se verá en actos públicos más a Meghan, aunque podrá participar en reuniones de trabajo privadas siempre que su estado se lo permita. Y es que los ocho meses de embarazo son más que evidentes, y la recta final es la más delicada y la que más reposo requiere para no correr ningún riesgo.

Por ello, Meghan se apartará de la vida pública tan intensa que ha llevado desde que contrajera matrimonio con el príncipe Harry hace ya cerca de un año. Los duques han recorrido medio mundo en estos meses y se han convertido en los representantes de los Windsor más solicitados, pues el 'efecto Meghan' ha revitalizado a la corona británica. No obstante, ahora es momento de parar en pos de que el bebé llegue en perfectas condiciones.

Si bien los duques tienen ahora que lidiar con un nuevo contratiempo, pues Meghan acaba de sufrir otra baja más en su equipo de asistentes y colaboradores. Después de que el pasado noviembre su secretaria privada, Melissa Toubabti, dejase el puesto solo seis meses después de su boda, ahora es su sustituta, Amy Pickerill, la que sigue el mismo camino. Aunque los motivos de una y otra serían muy distintos.

Toubabti renunció a su trabajo de forma inesperada y parece que no en muy buenas condiciones. Según las informaciones que se filtraron, la secretaria habría llevado un gran estrés con todos los preparativos del enlace y con las exigencias de Meghan, lo que hizo correr ríos de tinta sobre su supuesto mal carácter. Es decir, la situación le sobrepasó y decidió abandonar. Si bien Pickerill tendría razones diferentes, ya que su marcha se debe a que quiere emprender un nuevo camino profesional, por lo que no se trataría de una dimisión traumática.

Esta nueva baja se suma a la que ocurrirá una vez que nazca el bebé. Porque la secretaria de los duques, Samantha Cohen, ya anunció el pasado mes de diciembre que dejará su puesto cuando se produzca el alubmramiento. Se trata de una mujer muy querida en la familia real británica, pues antes estuvo al servicio del príncipe Carlos durante 17 años. Unas renuncias que han vuelto a disparar las especulaciones sobre el mal pronto de la exactriz, sobre todo con sus empleados.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios