Lunes, 20.05.2019 - 09:16 h
La duquesa de Sussex tuvo que renovar todo su vestuario

El embarazo de Meghan tiene precio: más de un millón en ropa nueva y en el bebé

Archie Harrison ya ha venido al mundo y ahora todo el interés se ha volcado en el pequeño, que fue presentado el miércoles a los medios.

Meghan Markle
Meghan habría gastado en ropa nueva premamá casi un millón / EFE

El parto más esperado del año ya se ha producido. Meghan Markle dio a luz a su primer hijo el pasado lunes, un bebé al que ella y Harry han llamado Archie Harrison, rompiendo de forma radical con lo que se especulaba en las casas de apuestas. Al pequeño le pudimos ver el rostro el miércoles, cuando los duques de Sussex lo presentaron a los medios en el Castillo de Windsor, muy próximo a su nuevo hogar Frogmore Cottage. Esto supuso la reaparición de Meghan tras más de un mes y medio apartada del foco público para afrontar de forma más relajada la recta final de su embarazo. Unos meses en los que su figura ha sufrido un notable cambio, como es lógico.

De hecho, en la presentación de ayer la duquesa todavía estaba bastante hinchada, algo totalmente normal teniendo en cuenta que solo hacía 48 horas que había parido. Y es que Meghan ha ganado bastante peso en su embarazo, pues Archie es un niño que ha nacido con más de 3 kilos de peso. Eso le ha obligado a renovar totalmente su vestuario, y a este cambio los tabloides británicos ya le han puesto precio, junto al resto de cosas aparejadas al nacimiento del bebé: más de un millón de euros.

En concreto, el diario 'The Sun' cifra el embarazo -la ropa nueva más el parto- en cerca de un millón de libras, lo que superaría el millón de euros. Además, a todo esto habría que sumarle también la famosa 'baby shower' que celebró en Nueva York con amigas como Serena Williams o Amal Clooney, que habría costado unos 180.000 euros, aunque supuestamente todo habría corrido a cuenta de la tenista. La deportista se habría gastado 66.700 euros por noche en un apartamento en el lujoso hotel The Mark, en pleno Upper East Side, una suite de dos pisos con cinco dormitorios, seis baños y vistas a Central Park. Además, para desplazarse a Nueva York, Meghan habría volado en un jet privado que tendría un coste casi 90.000 euros

Otro gasto que habría provocado la llegada de Archie es en la nueva casa de los Sussex. Hace poco más de un mes la pareja se trasladó a Frogmore Cottage tras decidir abandonar el Palacio de Kensington para vivir independientemente de William y Kate. Para ello, se tuvo que reformar esta residencia real que nunca antes había sido usada por ningún miembro de la corona, y entre las obras que se llevaron a cabo estaba el cuarto del bebé, diseñado de forma totalmente ecológica con pintura vegana incluso. Para ello, Harry y Meghan se valieron de la ayuda de la diseñadora de interiores Vicky Charles. Todo esto costó casi 60.000 euros.

Asimismo, para preparar el parto, la actriz habría recibido sesiones de acupuntura en un famoso centro de salud natural de Reino Unido, las cuales podrían costar más de 7.000 euros al año. Además, también habría asistido junto a Harry a sesiones de numerología, una práctica esotérica que podría costar más de 2.000 euros por un programa de 12 semanas en el centro Ilapothecary en Notting Hill.

Más de 440.000 euros en ropa

No obstante, el grueso de la factura del embarazo se lo habría llevado la ropa, pues Meghan tuvo que renovar prácticamente todo su armario. Además, hizo varios viajes oficiales en estado, lo que implica que necesite ropa nueva para deslumbrar en estos desplazamientos, entre los que estuvieron Marruecos y Australia. Así, según la revista 'Glamour', todas estas nuevas prendas habrían costado más de 440.000 euros, los cuales habría desembolsado Buckingham Palace, pues la actriz no admite que las marcas le regalen la ropa.

Por último, recordemos que Harry y Meghan hicieron su última escapada sin niños unas semanas antes del parto a Heckfield Place, un spa de lujo en medio de la campiña inglesa que ofrece cocina orgánica con alimentos procedentes de su propia huerta con un precio de unos 12.000 euros por noche. Los duques estuvieron tres noches y con ellos se hospedaron sus escoltas.

El último capítulo de gasto habría sido el propio parto, pues finalmente Meghan no pudo dar a luz en casa y tuvieron que internarle durante unas horas en el famoso hospital americano Portland, en el que han dado a luz famosas como Victoria Beckham o Liz Hurley. Parir aquí vale 17.400 euros.

Por lo tanto, hablamos de un embarazo que no ha sido nada barato y que corre a cargo del erario público británico. No obstante, a la vista de la alegría que ha desatado en el pueblo, parece que a los ciudadanos les importa poco que se trate de un bebé de un más de un millón.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios