Melendi: "De los veinte a los treinta años fue la peor época de mi vida"

  • El músico asturiano Melendi ha confesado, en el programa de radio que dirige y presenta Luján Argüelles en colaboración con Efe, que vivió la etapa "más dura" de su vida entre los veinte y los treinta años coincidiendo con su ascenso a la fama.

Madrid, 21 sep.- El músico asturiano Melendi ha confesado, en el programa de radio que dirige y presenta Luján Argüelles en colaboración con Efe, que vivió la etapa "más dura" de su vida entre los veinte y los treinta años coincidiendo con su ascenso a la fama.

"Llegué a Madrid con 19 años y me alcanzó la fama y el dinero siendo un niño y con la cabeza ni mucho menos encima de los hombros. Éste es un mundo peligroso para ser un joven irresponsable y con dinero y te vas introduciendo en una vida un poco insana y en compañías poco recomendables", reconoció el artista anoche en el programa.

Melendi ha explicado que a base de terapia psicológica entendió que arrastraba "complejos y miedos" desde pequeño. "Estuve muy sobreprotegido por mi madre, porque era muy enfermizo y casi me muero diecisiete veces antes de los cinco años", ha revelado.

Ramón Melendi Espina (Oviedo, 1979), nombre completo de Melendi, conoció el éxito gracias a su debut, "Sin noticias de Holanda" (2003), con un pop-rock cercano a la rumba.

Posteriormente llegarían "Que el cielo espere sentao" (2005), "Mientras no cueste trabajo" (2006), "Curiosa la cara de tu padre" (2008) y "Volvamos a empezar" (2010), en los evidenció un progresivo cambio estético y musical.

Ha dicho que fue el nacimiento de su hija Carlota lo que le impulsó a cambiar de vida, que se cortó las rastas y decidió que su proceso de "limpieza", su nueva manera de caminar, se reflejara también en el exterior.

Sea como fuere, ha bromeado con la idea de haber sentado del todo la cabeza. "En lo de madurar todavía estoy, lo soy treinta días al mes y el último día del mes doy una coz", ha dicho.

En su último disco hasta el momento, el mencionado "Volvamos a empezar", incluyó el tema "Cierra los ojos", que ha señalado como un tema "importante" entre toda su producción.

"Es una canción de superación, aplicable a cualquier tipo de adicción o a cualquier cosa que te imposibilite la vida. Referencia mucho la lucha que todos tenemos en el interior, a mí me ha ayudado mucho cuando he tenido una época complicada", ha dicho.

En breve, su público tendrá entre las manos su nuevo disco de estudio, el sexto, que se publicará por primera vez en Argentina y que ha presentado con el single "Lágrimas desordenadas".

De su contenido, solo ha avanzado que la balada que permitió escuchar a sus seguidores a través de su página web es "la única balada del disco".

"Que se tranquilicen", ha pedido el artista con humor, antes de señalar que, como mostró con su último giro más roquero, es un músico al que le gusta cambiar mucho en su estilo.

Mostrar comentarios