Sábado, 30.05.2020 - 12:35 h
Feminismo en las pasarelas

Así es la nueva Miss Alemania que rompe esquemas: 35 años, empresaria y madre

Entre la lista de sus predecesoras, Leonie Charlotte von Hase es la mayor y su perfil aún es 'rara avis' en los concursos de belleza.

Miss Alemania
Así es la nueva Miss Alemania que rompe esquemas: 35 años, empresaria y madre / INSTAGRAM

El 8 de marzo se acerca y, este año, algunas de los tantos que se ha apuntado la causa feminista han llegado en tacones y sobre una pasarela.  El último lo ha protagonizado Leonie Charlotte von Hase, la nueva Miss Alemania, quien ha confirmado que la belleza no entiende de edad. De entre la larga lista de predecesoras, el nombre de la última miss del país germano pasará a la historia, no solo por sobrepasar la treintena, sino por dar alas a un perfil de mujer que, aunque no es para nada nuevo, aún constituye una 'rara avis' en los concursos de belleza de todo el mundo. Empresaria, madre y a sus 35 años, e Leonie Charlotte se ha calzado la corona como la mujer más bella de Alemania haciendo un alegato al empoderamiento femenino. 

Como en ediciones anteriores, la foto final del mediático encuentro ha copado televisiones y diarios alemanes al amanecer de este lunes pero, esta vez, la cobertura de la coronación ha sido más amplía de lo habitual. El triunfo de von Hase ha sido histórico pues se trata de la ganadora de más edad en las 93 ediciones que atesora el concurso. Más allá de un triunfo personal, en esta ocasión los titulares han elevado la decisión del jurado como un reconocimiento a la mujer actual y de renovación de un certamen que en esta edición ha elegido como lema el de 'Reina de la belleza interior'.

La organización del concurso decidió romper moldes desde el primer momento... y lo consiguió. Desde la dirección del certamen, Miss Germany Corporation (MGC), atesoraron más de un logro para cumplir el objetivo marcado: acabar con los clichés que rodean al concurso y cumplir con la ansiada búsqueda de la "auténtica mujer empoderada". La última ganadora, además de en edad, se distingue de las anteriores coronadas en una cuestión crucial: ha sido seleccionada por un jurado exclusivamente femenino.

Von Hase, que creció en Namibia y vive en Kiel (norte de Alemania), es licenciada en Literatura inglesa y trabaja como autónoma en su propio portal de venta de moda vintage. Está casada y tiene un hijo de tres años: "No tengo ninguna gana de ser la típica miss. Mis prioridades no van a cambiar porque me den un papel más", aseguró la ganadora este domingo después de imponerse a las otras quince candidatas y recibir la corona en el Europa-Park de Rust (suroeste de Alemania).

De hecho, la concursante ha avanzado que seguirá adelante con su vida y que trabajará solo a tiempo parcial como Mis Alemania. Sus predecesoras, en cambio, se habían tomado un año sabático para poder cumplir con la agenda de actos del título: "La belleza es interior. El carácter y la experiencia vital son más importantes", aseguró von Hase en declaraciones al diario " Bild". Aunque la coletilla de 'empresaria' pronto dejará de ser un motivo de sorpresa cuando acompañe a un 'Miss'. Así lo anticipan nombramientos recientes como el de la última Miss USA 2019, coronada el pasado mayo, Chelsie Kryst, quien se define como empresaria, abogada, feminista y voluntaria en un centro penitenciario.

El cambio de criterio ha llegado a Europa. La organización del certamen, Miss Germany Corporation (MGC), había hecho en esta edición esfuerzos para tratar de acabar con los clichés que rodean al concurso Miss Alemania y había anunciado que buscaba a la "auténtica mujer empoderada". Durante los primeros compases del certamen, el jurado formado exclusivamente por mujeres, avanzó que buscaba a una candidata "auténtica, independiente, cosmopolita, valiente y fuerte".

El universo 'Miss' se reinventa

"Para mí, estar hoy aquí coronada como Miss Universo con el pelo y la piel que tengo es algo realmente mágico y espero que llegue a cada niño que crezca del modo que yo crecí". El alegato de la sudafricana Zozibini Tunzi, ganadora de Miss Universo 2019, dejó constancia de que el mundo de los concursos de belleza ya no se limitarán a una serie de rasgos. La gala en la que Tunzi fue coronada con el respaldo de todas sus compañeras destacó por su clara carga antirracista y el feminista, mensaje que quedó reforzado por el discurso de la sudafricana, quien dedicó su discurso a poner en valor la multiculturalidad: "Es un honor absoluto representar como mujer negra y africana a la inclusión, la diversidad y la representación". 

Miss Brasil despliega una pancarta contra la violencia de género
Miss Brasil despliega una pancarta contra la violencia de género / EFE

Entre los temas sobre los que el jurado preguntó a las candidatas figuraron las protestas sociales que han vivido diferentes países en las últimas semanas, los límites entre vigilancia gubernamental y el derecho a la privacidad de los ciudadanos, o la lucha contra la crisis climática. En un momento de la celebración la Miss Brasil Julia Horta desplegó una pancarta contra la violencia de género. Además, la aspirante brasileña declaró no olvidó la lucha del movimiento: "Gracias a las feministas del pasado hoy tengo mejores derechos". Mientras que la dominicana Clauvid Daly aseguró que combatirá el matrimonio infantil para que "las chicas sigan siendo chicas y no sean novias"

En definitiva, las nuevas aspirantes a lucir las coronas de Miss a lo largo y ancho del planeta están tomando la palabra como mujeres y activistas en un mundo que afronta nuevos retos, para los que -por qué no- la belleza puede convertirse en un nuevo aliado. Lejos de los prejuicios, a un lado y a otro del espectro de las proporciones, los mensajes de las concursantes resuenan con fuertes ecos en las pantallas de miles de personas, y Zozibini Tunzi no dudó en aprovecharlo.

"Liderazgo. Es algo de lo que han carecido las jóvenes y las mujeres por mucho tiempo no porque no lo quisieran sino por cómo la sociedad ha etiquetado cómo deben ser las mujeres", y zanjó, "Creo que somos los seres más poderosos del mundo. Y deberíamos enseñar a las niñas a ganar espacio". Al feminismo ya parece darle igual el tener que calzarse los tacones si con ello logra realzar la voz. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING