Galardonada con el Nacional de Diseño de Moda

Ágatha y el premio a la mujer que no conoce el negro... 30 años después

Una de las diseñadoras españolas con mayor trayectoria a sus espaldas, es también imagen de la Marca España.

Ágatha Ruiz de la Prada

¿Quién no conoce la marca Ágatha Ruiz de la Prada? Pocas personas en España no saben de quién se les habla cuando se menciona este nombre, pues esta diseñadora creó su marca homónima allá por los años 80, en plena 'movida madrileña', donde sus coloridos y extravagantes diseños causaron furor. Un éxito que ha sabido mantener hasta hoy en día, con una marca que vende fuera de España y que visten celebrities internacionales.

Pero no ha sido hasta este año 2017 cuando la diseñadora ha obtenido el Premio Nacional de Diseño de Moda que entrega el Ministerio de Cultura, con una dotación de 30.000 euros. Una carrera que ha tardado en ser reconocida y, sobre todo, entendida. Porque si por algo se caracteriza Ágatha es por ser una diseñadora con un punto de vista totalmente diferente en el sector.

Diseños arriesgados, extremadamente coloristas, rupturistas y extravagantes que han tardado en encontrar su sitio en el clásico mercado de la moda español. Si en los 80 su trabajo se supo acoplar al estilo de la 'movida', en los años posteriores no ha sido tan bien comprendido y ha sido tachado por muchos de ‘ridículo’ e ‘irreal’. No obstante, Ágatha nunca se ha rendido y ahí sigue, llevando por medio planeta ese mundo de fantasía y color que ella ha creado.

Así, se ha convertido en la tercera mujer que recibe esta distinción, cuya primera edición se celebró en 2009 y que en estos ocho años y nueve ediciones ha reconocido a seis hombres -Pertegaz, Paco Rabanne, Elio Berhanyer, Manolo Blahnik, Josep Font y David Delfín- y solo a tres mujeres. La primera fue Amaya Arzuaga en 2013, seguida de Sybilla en 2015. Dos diseñadoras con una trayectoria más corta, aunque igualmente meritoria, que la de Ruiz de la Prada. Pero ahora, por fin, Ágatha puede decir que su país ha aplaudido su trabajo.

Artista y empresaria

Para entender el diseño de Ágatha hay que mirar más allá para ver que su trabajo tiene mucho que ver con el arte. Sus piezas no solo son prendas, son obras de arte en sí mismas. Sus volúmenes y formas tienen mucho en común con piezas escultóricas. Tanto es así que muchas galerías de arte las han exhibido, lo que demuestra el carácter multidisciplinar de la artista, además de una visión casi pictórica.

Ha sabido crear un negocio fuerte y diversificado, diseñando no solo ropa y accesorios, sino también complementos para el hogar y material escolar (¿quién no ha tenido un cuaderno o mochila de Ágatha?). Ha sido esa diversificación la que ha hecho crecer el negocio y sobrevivir en los peores momentos de la crisis. Por ello, también ha creado vestuario para obras de teatro, ópera e incluso luces de Navidad. Poco importa el destino si el objetivo es llenar el mundo de luz y color.

Por eso, ahora que celebritys internacionales de la talla de Sarah Jessica Parker lucen sus vestidos, en España se han dado cuenta de que Ágatha es una meritoria embajadora de la tan mencionada Marca España y de que sus diseños vanguardistas dicen mucho del talento que tenemos.

Ella misma, cuando se enteró de que el premio recaía en su marca, aseguró que parece que ya va comprendiendo mejor su trabajo. Y aunque en 2009 recibió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, este galardón le hace especial ilusión, pues es para su ropa, esa que no conoce el negro y que es capaz de alegrar el día más oscuro.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios