Chanel, un estilo con leyenda

Las creaciones de la diseñadora Gabrielle "Coco" Chanel  han superado la temporalidad que caracteriza la moda para convertirse en un estilo perdurable

Chanel, un estilo con leyenda
Chanel, un estilo con leyenda

La Haya, 12 oct (EFE).- Las creaciones de la diseñadora francesa Gabrielle "Coco" Chanel (1883-1971) han superado la temporalidad que caracteriza la moda para convertirse en un estilo perdurable que la ha convertido en leyenda.

Así es como el museo municipal de La Haya (Gemeentemuseum) presenta a la innovadora Coco Chanel en una exposición que hoy se abre en esa pinacoteca y que por primera vez engloba la biografía, el estilo y la leyenda de "Chanel", perpetuada por sus sucesores y plagiadores.

"Esta exposición no trata de moda, sino de estilo, algo que perdura y va más allá de la fugacidad de las tendencias", dijo durante la presentación de la muestra el director del "Gemeentemuseum", Benno Tempel.

"Es la primera vez que una muestra analiza a Chanel como leyenda, por lo importante que fue en su momento y porque ha servido de inspiración para mucha gente", explicó a Efe la conservadora María Spitz, de la fundación Draiflessen Collection, donde surgió la idea de elaborar una muestra con este enfoque.

Con una intuición que le hacía adaptar sus creaciones a las necesidades de la mujer moderna emergente a principios del siglo XX, Chanel creó iconos de la moda que todavía están vigentes.

"Su pequeño vestido negro servía de base única que se complementaba con joyas diferentes según el momento del día, sin necesidad de cambios drásticos de vestuario, permitiendo un dinamismo en el vestir de la mujer hasta el momento desconocido", explicó la conservadora del Gemeentemuseum Madelief Hohé.

Sus inconfundibles trajes de chaqueta introdujeron cortes rectos revolucionarios, de elegante simplicidad, que confirmaban el despojo de la mujer de la esclavitud del corsé y le proporcionaba una comodidad apreciada hasta hoy.

Esos dos iconos de estilo tienen un lugar destacado en la muestra "Chanel: la leyenda", que con unos 150 objetos, entre vestidos, trajes, joyas y complementos, explica "la historia y la persona" de Chanel, según Spitz.

Entre los complementos se incluye una extensa representación de llamativas joyas -proveniente de una colección privada- con las que Chanel contrastaba la simplicidad de sus creaciones.

Tampoco falta una botella de Chanel Nº 5 datada en 1921, fecha en la que diseñadora lanzó este perfume de característico olor que en un primer momento aplicaba a amigas suyas en cafeterías, y que Marilyn Monroe inmortalizaría al afirmar que era la única vestimenta que usaba para dormir.

El mundo glamuroso de la leyenda Chanel refleja la influencia que la diseñadora tuvo en corrientes posteriores que copiaban sus ideas, siendo uno de sus principales sucesores Karl Lagerfeld, director de la Casa Chanel desde 1983.

Según la conservadora Hohé, el plagio contaba con el beneplácito de Chanel, que "consideraba un halago que le copiaran sus creaciones", quizá consciente de que así llegaría a un mayor número de mujeres.

De esa manera contribuyó a la democratización de la moda porque las imitaciones de sus diseños estaban al alcance de compradores de pocos recursos, llegando los patrones para confeccionar ropa "a lo Chanel" a ser difundidos por la revista alemana de labores "Burda", según la conservadora María Spitz.

Proveniente de una familia modesta, Chanel buscaba independencia con un tesón que hizo que a sus 70 años, en 1954, reapareciera en el mundo de la moda, inmortalizando sus bolsos capitoné "2.55" y sus trajes de chaqueta.

Como elemento lúdico, el visitante de la muestra puede ser modelo de Chanel por un momento y fotografiarse sobre un podio con una chaqueta auténtica de la diseñadora, aunque la cámara no sea ahora de la prensa, sino la de un teléfono inteligente.

Chanel, un estilo con leyenda

Ahora en portada

Comentarios