Arremete contra el Me Too

El capo de Chanel: "Si no quieres que te bajen los pantalones, no seas modelo"

Karl Lagerfeld es uno de los diseñadores más geniales que ha habido, pero a la hora de hablar no se caracteriza por morderse la lengua.

Las frases más polémicas de Karl Lagerfeld en un libro, "El mundo según Karl"
El creador ha arremetido duramente contra el 'Me Too'

El movimiento 'Me Too'ha puesto el dedo encima de la llaga del sistema de abusos y vejaciones que durante décadas han sufrido actrices y modelos por parte de los directivos de la industria. En los últimos meses, un nutrido grupo de actrices, artistas y modelos han denunciado acoso por parte de diferentes hombres situados en puestos de poder en las industrias más potentes del mundo. Un movimiento que se está llevando a muchos nombres consagrados por delante, empezando por el productor Harvey Weinstein. Pero en el sector de la moda también está causando estragos, y parece que a algunos les está escociendo especialmente.

Y si hay alguien acostumbrado a decir lo que piensa, cuando quiere y como quiere es el director creativo de Chanel, uno de los hombres más poderosos e influyentes del mundo de la moda, el 'kaiser' Karl Lagerfeld. El genial creativo alemán ha encendido la mecha con unas palabras que ya están dando la vuelta al mundo y que podrían poner en una delicadísima situación a una de las mayores firmas de lujo del mundo.

En una entrevista a la revista francesa 'Numero Magazine', Lagerfeld se ha despachado a gusto contra el movimiento Me Too, diciendo que "está harto de eso" y que ya ha tenido suficiente, a pesar de que admite no soportar a Harvey Weinstein. No entiende que haya estrellas que "hayan tardado 20 años en recordar lo que sucedió, por no mencionar el hecho de que no hay testigos de los cargos".

Pero más duro ha sido con las modelos que han acosado de abusos al estilista y director creativo de la revista Interview, Karl Temple. Unas palabras que podrían costarle muy caras al 'kaiser', pues ha afirmado tajante que "no cree una sola palabra" de lo que se ha dicho. "Una chica se quejó de que intentó bajarle los pantalones y fue excomulgado de inmediato de una profesión que hasta entonces lo había venerado. ¡Si no quieres que te bajen los pantalones, no seas modelo! Únete a un convento de monjas, siempre habrá allí un lugar para ti. ¡Incluso están reclutando!", ha resaltado en dicha entrevista.

Un creador entre el bien y el mal

Nadie puede negar la genialidad de Lagerfeld como diseñador. Tanto en Chanel como en Fendi -donde también es director creativo- o en su marca homónima, el alemán siempre consigue sorprender y demostrar su gran talento. Ha contribuido a situar y mantener a la casa Chanel en lo más alto durante décadas y a crear tendencias que después saltan al 'mainstream' y al universo 'low cost'. Pero su incontinencia verbal, o excesiva sinceridad a la hora de hablar, siempre le han situado en el ojo del huracán.

Son innumerables las veces que Karl se ha saltado la corrección y el respeto y ha lanzado frases que pueden resultar hirientes. Como las que dedicó a la cantante Adele, de la que dijo que tiene un rostro bonito "pero está un poco demasiado gorda". El tema de la delgadez es algo que le obsesiona también ha tenido para quienes critican a las modelos delgadas: "Las mamás gordas que se sientan frente al televisor con sus bolsas de patatas fritas son las que dicen que las modelos delgadas son feas. Nadie quiere ver mujeres gordas", sentenció en su día creando una gran polémica.

Karl Lagerfeld
El director creativo de Chanel ha vuelto a sembrar la polémica / Cordon Press

Porque para Lagerfeld la delgadez parece ser sinónimo de perfección, pues él mismo ha confesado haberse quitado kilos de encima para verse mejor en sus huesos. Otro objetivo de sus iras han sido los hombres bajitos -"lo más feo son los hombres bajitos"-, los rusos, a los que considera "rematadamente feos" o el debate sobre el uso de pieles en la industria, que ve "infantil". Pero ahora, con el tema de los abusos sexuales, el creador ha traspasado una línea que podría tener consecuencias bastante negativas para Chanel. Porque muchas modelos ya han levantando la voz indignadas con sus palabras.

La fundadora de la Alianza de Modelos, Sara Ziff, ha enviado un comunicado en sus redes sociales en el que califica estas palabras de "desgraciadas" y que visibilizan "cuanto trabajo queda todavía por hacer" para acabar con esta mentalidad. "La despreocupación frívola del señor Lagerfeld de los informes de abuso, y su caracterización de las modelos que se han presentado denuncias como 'estúpidas', 'tóxicas' y 'criaturas sórdidas' que deberían renunciar a su profesión si no les gusta cómo son tratadas, exige acción", ha expresado. Además, ha recalcado que la Alianza de Modelos se niega a tolerar la intimidación o el abuso, ya sea físico o verbal, en esta industria, "que debería ser un lugar donde florezcan la creatividad y la autoexpresión, y donde todos sean tratados con dignidad y respeto en el trabajo". 

El precedente de Galliano en Dior

¿Podrían tener consecuencias estas palabras para Karl Lagerfeld? Teniendo en cuenta lo sensibilizada que está la opinión pública con el tema de los abusos, no se descarta que la casa Chanel haga algún movimiento para rebajar el daño que estas palabras están haciendo. Aunque pensar en un despido podría ser excesivo teniendo en cuenta el peso que tiene Lagerfeld en Chanel, el precedente de John Galliano en Dior sigue fresco.

Hay que recordar que el diseñador gibraltareño, el niño bonito de la moda hace una década que consiguió revitalizar la firma Dior y convertirla en la más vanguardista de inicios de siglo, fue fulminantemente cesado cuando fue arrestado una noche de juerga en la que arremetió contra los judíos y alabó a Hitler. Unas palabras que le costaron el puesto, a pesar de que Dior era Galliano en ese momento y despedir al diseñador les ponía en una delicada tesitura.

Por ello, no sería descabellado que Chanel siguiera los pasos de su rival directo si ve que la crisis de imagen que le suponen las últimas palabras del 'kaiser' se pueden llevar por delante su intachable reputación. Pues recordemos que Chanel es una casa con una impronta femenina y feminista, pues fue fundada por una de las mujeres más libres y luchadoras que ha dado la historia, la gran Coco Chanel. Y las palabras de Lagerfeld se podrían cargar su legado.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios