Desbancan a las Triple X de Balenciaga

El regreso de las Buffalo, las zapatillas 'feas' que cuestan más de 200 euros

El calzado que pusieron de moda las Spice Girls vuelve con fuerza después de más de 20 años sin venderse.

Buffalo
Las zapatillas Buffalo causan furor esta temporada. / Buffalo

Todos aquellos que vivieron su infancia o juventud en los 90 a buen seguro recordarán las aparatosas zapatillas que llevaban las Spice Girls. El grupo de moda en aquella década se caracterizaba por sus arriesgados y llamativos estilismos que casi siempre acompañaban de unos zapatos con una exagerada plataforma y una estética algo ruda. Esas zapatillas tenían un nombre, Buffalo -el cual les venían como anillo al dedo, ya que bien podría hacerse un símil entre estas y el animal-, que dejamos de escuchar tan pronto como entró en 2000, pero que más de 20 años después ha vuelto a salir a la palestra.

Porque las míticas Buffalo han vuelto por la puerta grande esta temporada ante el regreso del estilo noventero, que se deja sentir en casi todas las colecciones de moda que se han visto sobre la pasarela y que ya se pueden comprar en las tiendas. Además, con un caldo de cultivo idóneo, ya que las 'sneakers' o zapatillas constituyen el calzado del momento y han conquistado todos los ámbitos y lugares posibles -ya no es extraño verlas en las oficinas y empresas más importantes-. 

Las zapatillas son la nueva obsesión de los consumidores de moda. Hasta tal punto que han desbancado al bolso como principal 'objeto de deseo'. Según la consultora Bain&Co., en 2017 se vendieron deportivas por un valor de 30.000 millones de euros, lo que supone un 10% más que el año anterior. Un crecimiento superior a los bolsos, cuyos ingresos aumentaron un 7%. En esto influye el hecho de que la mayoría de firmas de lujo hayan sacado sus propias versiones a precios estratosféricos para aprovechar este cambio de mentalidad del mercado.

Las primeras fueron las Triple X de Balenciaga, unas 'sneakers' que rompieron el mercado creando una legión de adeptos que se lanzaron a su desesperada búsqueda a pesar de que su precio podía alcanzar fácilmente los 1.00 euros. Y de que se trataba, básicamente, de un zapato 'feo' -'ugly shoe'-, una versión renovada de las típicas zapatillas de 'trekking' que la firma de origen español renovó y adaptó a los nuevos tiempos con una cuidada campaña de marketing y un número limitado de pares, para crear así mayor efecto deseo.

La estrategia funcionó tan bien que se crearon listas de espera interminables para conseguir las Triple X y el resto de casas de lujo se vieron forzadas a diseñar sus propias zapatillas 'feas', desde Chanel a Louis Vuitton, con precios que también rondaban los 1.000 euros. Y es ahora, en este momento de locura colectiva por las zapatillas, cuando las Buffalo han vuelto a aparecer en escena.

Del ostracismo a comprarse por más de 200 euros

Estas zapatillas son obra de una compañía alemana del mismo nombre, Buffalo, la cual nació en 1979 como un negocio minorista de venta de botas 'cowboy' o de vaquero -de ahí su nombre-. En los años 80, su fama se extendió por toda Alemania y la marca comenzó a internacionalizarse y, a la vez, diversificarse, creando también una línea de calzado deportivo.

Para ello lanzaron un segundo sello, Buffalo London, un nombre que le venía como anillo al dedo, pues fue el mercado británico precisamente el que aúpo esta marca al éxito mundial. Porque en 1995 sacaron su gran hito, las Buffalo Classics, que de inmediaton se conviertieron en el calzado preferido de las Spice Girls y de otros conocidos artistas de la época, como Madonna o el grupo masculino N'Sync.

Spice Girls
Las Spice Girls eran las mejores embajadoras de las Buffalo.

Pero acabados los 90, acabadas las Buffalo. Con el inicio del nuevo milenio y el cambio radical de la industria de la moda, estas zapatillas desaparecieron del mercado. La marca dejó de diseñarlas y se centró en el resto de líneas de calzado mientras los ciudadanos pasaron a calzar zapatos más discretos y convencionales, en línea con el minimalismo que se impuso en los primeros 2000.

Sin embargo, en moda todo vuelve, y lo que se da por descartado hoy, resucitará mañana, y eso ha pasado con la estética de los 90, que ha traído de vuelta a las Buffalo. La firma alemana las ha reeditado con una imagen acorde a las tendencias actuales y una nueva suela más ligera que la anterior, para que caminar con ellas sea más cómodo. Pero sus sellos de identidad -la imagen retro, su tamaño abultado y su estructura ondulada- permanecen, y eso es lo que precisamente ha hecho las delicias de todos aquellos que las tuvieron en los 90 y ahora pueden volver a ponérselas y de otros que ahora las descubren. 

Buffalo ha optado por una cuidada estrategia para volver a introducirlas en el mercado, pues ha lanzando modelos nuevos cada mes con unidades limitadas y ha realizado colaboraciones con algunas de las marcas de 'streetwear' -ropa de calle- más punteras del momento, como Opening Ceremony. Además, se venden en tiendas seleccionadas, como los portales de lujo Luisa Via Roma o Farfetch. De ahí que sus precios se hayan disparado.

Mientras que en la página oficial de Buffalo las zapatillas cuestan entre 170 y 190 euros -en función del modelo-, en Farfetch pueden llegar a los 224 euros y en Luisa Via Roma, a los 230 euros. En España se pueden encontrar en la tienda multimarca Au Revoir Cinderella por 170 euros y en Amazon también las hay por esa cantidad, aunque algunos modelos están agotados. También hay tiendas físicas que las distribuyen, como La Oveja Negra, que pertenece a la cadena Lola Rey, donde cuestan entre 170 y 190 euros. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING