Miércoles, 18.07.2018 - 12:56 h
Deslumbra en su reaparición tras la luna de miel

Juego de tronos estilístico en Reino Unido: Meghan sucede a su cuñada Kate

Era difícil pero lo ha conseguido. Y en cuestión de días. La actriz estadounidense ya hace sombra a la elegante esposa del príncipe William.

Meghan Markle
La nueva duquesa de Sussex ya eclipsa a su cuñada / Cordon Press

El pasado sábado, el balcón de Buckigham Palace nos dejó imágenes que marcan un antes y un después en la monarquía británica...en lo referente a estilo. Durante la celebración del típico desfile militar llamado 'Trooping the colour' que marca el cumpleaños oficial de la reina Isabel II de Inglaterra, vimos cómo una recién llegada a la familia se apoderaba del trono de la elegancia que hasta ahora había ostentado la duquesa de Cambrigde, Kate Middleton.

Meghan Markle ha irrumpido como un huracán en la familia Windsor. La actriz estadounidense supone un soplo de aire fresco para esta rígida monarquía. Es afroamericana, feminista, vegana y amante de los animales y, antes de su reciente boda con el príncipe Harry estuvo casada. Un perfil de mujer atípico en esta Casa Real que ya ha enamorado al pueblo británico y va por el mismo camino en el mundo de la moda.

Meghan Markle
Las cuñadas durante el desfile militar / Cordon Press

El pasado sábado los nuevos duques de Sussex reaparecían tras su luna de miel en este evento y lo hacían brillando en solitario. Sobre todo Meghan, quien lució un estilismo de altura para su primera aparición en el balcón de Buckingham ya como miembro de pleno de la Familia Real. Un look con el que competía directamente con su cuñada Kate y con el que le ha arrebatado la soberanía estilística de la corte británica.

Las claves de la 'era Meghan'

La duquesa de Sussex apostó por un dos piezas de Carolina Herrera en color crema con llamativos botones en el top y escote barco que le favorecía especialmente a su piel bronceada. El tocado estaba firmado por el creador de moda entre la realeza y la jet set, Philip Treacy, y su melena ondulada le daba un toque hollywoodiense con el que no pudo competir Kate.

Y eso que iba vestida de su firma favorita, Alexander McQueen. Con un vestido en azul pastel y un tocado del mismo color, la duquesa de Cambridge podría haber destacado si Meghan no hubiese acudido a la cita, pero con ella al lado, le fue imposible. Dentro de lo elegante y correcto que era su look, le faltó ese encanto que la exactriz emanaba. Además, el hecho de que Harry y Meghan llegaran en una carroza en solitario y ella lo hiciera con su suegra, Camilla Parker-Bowles, que para más inri iba vestida del mismo color, le restó protagonismo.

Kate Middleton
Las duquesas de Cornualles y Cambrigde / Cordon Press
Meghan Markle
Harry y Meghan durante el desfile / Cordon Press

Quién sabe si el embrujo de Meghan es fruto de la novedad, pero en poco tiempo ha logrado convertirse en la royal británica que manda en cuestión de tendencias. Y todo ello sin tener el gusto tan refinado que tiene su cuñada. La principal clave de su arrollador éxito es su naturalidad. En una época en la que ésta prima por encima de la rectitud y y los estilismos demasiado pensados, Meghan ha contribuido a llevar esa forma de presentarse ante el mundo a la casa Windsor.

Además, aporta un toque moderno que se diferencia claramente del marcado estilo 'preppy británico'. No duda en ponerse en jeans desgastados, camisetas básicas o jerseys básicos, saliendo de la rigidez del vestidor de Kate, que va siempre impoluta. Además, su actitud es mucho más desenfadada, lo que genera esa empatía con el público, mientras que la esposa del príncipe William siempre se muestra más fría y distante, aunque no duda en regalar sonrisas.

Meghan Markle
La duquesa de Sussex, Meghan Markle / Cordon Press

La diferencia entre la flema británica y la frescura americana se nota, y es algo que tiene su extensión en el modo de vestir de cada una. Y si los pasados años fueron de reinado indiscutible de Midlleton, ahora es Markle la que gana el pulso por ser capaz de trasladar al Palacio lo que demanda y estila la calle. 

Así, la 'era Meghan' comienza en Reino Unido. En los próximos tiempos, ella será la principal protagonista de los flashes, los halagos y los diseños de ensueño. Si bien no debemos subestimar a Kate, pues si algo ha demostrado en este tiempo es que es capaz de reinventarse e imponer su estilo sin despeinarse. Y nunca mejor dicho.

Juego de tronos estilístico en Reino Unido: Meghan sucede a su cuñada Kate

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios