Se celebra estos días

La semana de la moda de Londres, la primera del mundo sin pieles de animales

La London Fashion Week ha tomado una decisión drástica: no permitirá desfilar a ninguna firma que utilice estos materiales en sus colecciones.

Semana moda Londres
Desfile de la Pasarela de Londres que se celebra estos días / EFE

Septiembre es el mes de la moda. En estos días, se celebran las principales pasarelas mundiales, en las que se avanzarán las colecciones de los grandes diseñadores para la primavera y el verano que viene. El pistoletazo de salida lo dio Nueva York la semana pasada y ahora es el turno de Londres, una capital que se ha revitalizado en los últimos años y a la que han emigrado algunos de los principales creadores que desfilaban en la Gran Manzana, como DelPozo o Victoria Beckham.

Este año, además, Londres presenta una novedad que hasta ahora no había llevado a cabo ninguna otra gran pasarela internacional. Una decisión que le puede poner todavía más en cabeza en cuanto a renovación, modernidad y coherencia con lo que pide el consumidor de moda del siglo XXI. Porque la London Fashion Week ha erradicado el uso de pieles de animales de sus desfiles.

Una decisión que constata el cambio que las grandes firmas vienen dando en los últimos años, en los que han ido eliminando el uso de pieles naturales ante el auge de los movimientos animalistas y sostenibles, que propugnan prendas libres de tejidos que procedan de los animales. La primera en optar por un diseño 'fur free' -libre de pieles'- fue precisamente la diseñadora británica Stella McCartney, a la que se considera pionera de esta tendencia y de los nuevos patrones de diseño sostenibles y ecológicos.

Ante la buena acogida que tuvo la iniciativa de la hija del ex Beatle, otras grandes firmas se fueron sumando a este movimiento, como Vivienne Westwood, Calvin Klein, Gucci o Givenchy. La presión de los nuevos consumidores ha ido haciendo mella en estas grandes casas, que saben que si no optan por unas formas de producción más respetuosas con el medio ambiente, están abocadas al fracaso. Porque el consumidor 'millennial' supondrá el 40% del mercado del lujo en 2020, dentro de solo dos años, por lo que a las principales firmas no les queda otra que plegarse a sus gustos si no quieren quedarse sin buena parte de ingresos.

Tanto es así que la última en sumarse ha causado gran sorpresa. Se trata precisamente de una de las firmas británicas más emblemáticas, Burberry, cuyo nuevo director creativo, Ricardo Tisci, ya ha anunciado que las nuevas colecciones no contendrán pieles de animales.

Una decisión que puede tratarse, además, de un intento por salvar la imagen de la firma. Porque hace unos meses se dio a conocer la cantidad de prendas que la firma quema cada año para que no acaben en mercados ilegales o en la reventa de segunda mano. En concreto, Burberry vendría quemando cada año ropa, complementos y perfumes valorados en 30 millones de euros, una cantidad que provocó un gran escándalo que podría haber hecho mella en la reputación de la marca. Ahora, la casa ha optado por dejar de realizar esta práctica y por confeccionar prendas que no contengan piel de animales. Una decisión acorde con el nuevo consumidor y, también, con lo que su propia pasarela le está pidiendo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios